Enero 21, 2015

Diego Maradona podría ser juzgado vía penal por difamar al fisco italiano

La decisión, según medios italianos, recae sobre la juez Chiara Giammarco, del tribunal de Roma, que comunicará el 18 de marzo si reenvía a juicio al exjugador del Nápoles por difamaciones contra Equitalia y el entonces presidente, Attilio Befera, realizadas en 2012.

Maradona había dicho repetidamente, tanto en intervenciones públicas como en entrevistas, ser "víctima de una persecución instrumental por parte de Equitalia", a la que acusó de utilizar "documentación falsa y procedimientos irregulares".

Su abogado, Angelo Pisani, también podría ser juzgado por haber difundido, de igual manera, estas supuestas difamaciones.

El fisco italiano reclamaba unos 40 millones de euros a Maradona, debido a la falta de pago del impuesto de la renta durante la segunda mitad de la década de los años 80, cuando jugaba en Nápoles. La cantidad aumenta diariamente tres mil euros sólo en intereses.

Maradona alegó siempre que nunca le fue comunicada la petición del pago de estos impuestos, y que se trata de un error por parte de Equitalia.

En el intento de recuperar la deuda que se le reclama, la Guardia de Finanzas italiana ya confiscó al exfutbolista unos pendientes que llevaba puestos mientras se encontraba en un centro de adelgazamiento al norte de Italia, que fueron subastados en 2010 por 25.000 euros.

En 2006, aprovechando otra visita del astro del fútbol argentino a Italia, se le confiscó un reloj Rolex valorado en 11.000 euros.

Los abogados de Equitalia, Emilio Ricci y Antonella Follieri, denuncian una "gran campaña denigrante" por parte de la prensa, que, según aseguran, describen a la sociedad como "un ente injusto y prevaricador".

Acusan al jugador de haber "alimentado también el clima de agresividad que se ha creado en torno a la sociedad y que ha culminado en graves atentados y daños hacia los dirigentes y el personal".

Temas relacionados: