Febrero 20, 2015

Los restos mortales de Eusébio se trasladarán al Panteón Nacional luso

Entre aplausos y ovaciones, el Parlamento portugués aprobó hoy por unanimidad una resolución conjunta que prevé que los restos del jugador se trasladen al Panteón Nacional antes del mes de agosto.

El documento destaca la contribución de Eusébio a divulgar la imagen de Portugal en todo el mundo y describe al jugador como un "símbolo nacional", un "hombre solidario" y un "deportista excepcional", valores que fueron recordados por diputados de todos los grupos parlamentarios durante sus intervenciones.

Por parte del Partido Social Demócrata (PSD, centro-derecha), el diputado Duarte Marques dijo que "Eusébio será tal vez el primer portugués no nacido en territorio nacional en merecer esa honra", en referencia al origen mozambiqueño del futbolista.

Eusébio da Silva Ferreira murió el 5 de enero de 2014, a los 71 años, por una paro cardiorrespiratorio.

El futbolista representó al Benfica durante quince años (1970-1975) y marcó con el club lisboeta 638 goles en 614 partidos, ganó once Ligas, cinco Copas de Portugal y una Copa de Europa.

Fue elegido mejor jugador del mundo en 1965 y conquistó dos botas de oro, en las temporadas 1967/68 y 1972/73.

Con la selección portuguesa, participó en 68 encuentros, anotó 41 tantos y se le recuerda por alcanzar el mejor resultado de su historia, el tercer puesto en el Mundial de Inglaterra de 1966.

Su cuerpo se unirá a los restos mortales de antiguos presidentes de la República, escritores ilustres y figuras de la cultura portuguesa que ya descansan en el Panteón Nacional.

Temas relacionados: