Marzo 12, 2015

Retornó la violencia en Grecia y los juegos volverán a disputarse a puerta cerrada

El ministro adjunto de Deportes griego, Stavros Kondonís, explicó en un comunicado que la jornada 28 de la primera división se celebrará a puerta cerrada "por recomendación de la policía".

Esta es la segunda jornada del campeonato que se celebra sin la presencia de aficionados, después de la suspensión de todos los partidos que Kondonís decretó el 24 de febrero para aplicar medidas contra la violencia en los campos de fútbol.

Su decisión estuvo motivada por los graves incidentes que se produjeron en el derbi que enfrentó al Panathinaikos y al Olympiacos el 22 de febrero, cuando aficionados del Panathinaikos saltaron al campo antes del encuentro y lanzaron objetos y bengalas a los jugadores y al entrenador del equipo rival.

Kondonís supeditó el reinicio del campeonato a que todos los clubes de primera división y los responsables de la liga griega aplicasen de manera estricta las medidas contra la violencia, previstas en la legislación en vigor desde 2002.

Estas medidas incluyen la puesta en marcha de la entrada electrónica, que permite conocer la identidad del comprador y su ubicación en el estadio, la eliminación de las peñas de los clubes y la colocación de cámaras de seguridad en los campos.

La pasada semana los líderes de los clubes decidieron poner en marcha la entrada electrónica como medida a medio plazo, colocar cámaras de seguridad en los campos y armonizar las penas disciplinarias de la liga con las de la UEFA.

La Superliga decidió asimismo prohibir el desplazamiento de aficionados de un equipo a otro estadio hasta el final de la temporada y pedir al Gobierno la ampliación de las competencias del personal de seguridad de los clubes.

Estas decisiones permitieron que el campeonato se reiniciase el pasado fin de semana, aunque a puerta cerrada.

Temas relacionados: