Mayo 6, 2015

Brayan Beckeles sobre Jorge Luis Pinto: “es un perfeccionista”

"Busca la perfección en el fútbol (...) Siempre quiere lo mejor. Si siendo así logró hacer un gran mundial (cuartos de final con Costa Rica) y ha tenido muchos éxitos, hay que acatarlo para poder conseguir el éxito y hacer un gran mundial (en 2018, Rusia), que a Honduras le toca estar", manifestó Beckeles (La Ceiba, Atlántida, 1985).

El lateral, que acaba de lograr la permanencia en la Primera División con el histórico Boavista, comentó que Pinto "no deja ningún detalle suelto" y desmitificó la fama de duro con la que se le etiquetó en Costa Rica, combinado al que dirigió con éxito en el pasado Mundial de Brasil.

"En lo personal, se ve que sabe mucho de fútbol, lo vive muy intensamente. Por eso, las personas piensan que es muy duro, pero todo requiere trabajo y sacrificio. Sabiendo que por el sacrificio viene el éxito, entonces yo me sacrifico toda la vida", agregó.

El lateral, titular en el pasado Mundial de Brasil en los tres encuentros de Honduras en el torneo, fue convocado por Pinto para la repesca de la Copa Oro, ante la selección de Guayana Francesa, a la que los hondureños eliminaron con apuros.

"Nos pide estar ordenados. Si estamos ordenados no sufrimos un gol. Si no sufrimos un gol, tenemos ahí el partido a tiro, para ganarlo o empatarlo", comentó el exjugador del Olimpia hondureño.

Para sellar el pase al Mundial de Rusia, Beckeles vio como rivales principales a los tradicionales Estados Unidos, Costa Rica, México y Panamá.

"Nos toca una eliminatoria muy difícil. Todas las selecciones son fuertes y en casa son más fuertes", aseveró el lateral del Boavista, club con el que debutó esta temporada en Europa.

Por ser uno de los jugadores que juegan fuera de Honduras, Beckeles despierta la curiosidad de sus colegas de selección.

"Me preguntan cómo es el fútbol. Y les digo que aquí hay más técnica y que cualquier error se paga con un gol. Hay que estar más atento", explicó.

En su primera temporada en Europa, el lateral derecho, que se destaca por su fortaleza física (1,86 metros), contribuyó a que el Boavista, campeón de la Liga portuguesa en el 2001, se mantenga en Primera, a pesar de contar con menos mimbres que la mayoría de clubes.

El club ajedrezado con sede en Porto pasó de la tercera a la categoría de oro este curso por una decisión judicial que anulaba el descenso decretado por los tribunales deportivos del 2008, debido a sospechas de coacción arbitral.

"Sabía que iba a ser muy difícil, un reto muy complicado, pero que iba a ser muy interesante a la vez", aseveró Beckeles, quien elogió a su entrenador, el exinternacional portugués Petit, y a su veterano colega senegalés Fary Faye, de 40 años.

Petit me enseñó a "controlarme mucho" y controlar los tiempos del partido, reconoció, al tiempo que realzó la importancia de Fary, por ser un futbolista que les inculcó qué significa ser jugador del Boavista "con la garra" por bandera.

El Boavista, matemáticamente salvado, es décimo tercero, con 33 puntos, logrados después de 9 victorias, 6 empates y 16 derrotas.

De los 24 desafíos ligueros en los que el lateral participó, recordó el meritorio 0-0 a domicilio ante el Porto, logrado en el estado Do Dragao a finales del pasado año: "modificó nuestra mentalidad", resaltó.

Con contrato hasta el 2016, el internacional hondureño ya piensa en la siguiente temporada: "Estoy feliz, me han tratado muy bien. Estoy contento. Espero que las cosas salgan bien también el próximo año".