Mayo 31, 2015

Justicia argentina solicita información sobre el "FIFAgate": se investigarán las cuentas de Grondona

La autoridad fiscal de
Argentina confirmó el domingo que el país solicitó a Estados Unidos la
documentación de la FIFA que permita cuantificar por cuánto es el fraude
fiscal que habrían cometido directivos del fútbol en el marco del
escándalo por actos de corrupción del que se acusa a ejecutivos del
organismo rector del fútbol mundial.

Tampoco se descarta se
descarta investigar el patrimonio del presidente fallecido de la
Asociación de Fútbol Argentino (AFA), Julio Grondona, por el supuesto
cobro de un soborno de 15 millones de dólares.

El titular de la
Administración Federal de Ingresos Públicos argentinos (AFIP), Ricardo
Echegaray, confirmó en una entrevista radial que el organismo solicitó
un exhorto a Estados Unidos para disponer de "toda la documentación que
nos permita cuantificar cuánto es el fraude con el que se perjudica a
Argentina".

Añadió que, hasta el momento "nuestra administración
tributaria demanda la repatriación de lo que hasta ahora sabemos, 3500
millones de dólares" que deberían volver al país.

El Departamento
de Justicia de Estados Unidos acusó a dirigentes de FIFA y de recibir
dinero a cambio de licitaciones fraudulentas para empresas de
"marketing" sobre contratos comerciales y el otorgamiento torneos
oficiales.

Sobre Grondona, Echegaray dijo que "depende con qué
elementos e información se cuente. Si hay comisiones que no fueron
declaradas tendremos que hacer el ajuste e ir al reclamo por las
cuestiones patrimoniales que quedan pendientes", afirmó Echegaray. "En
la medida que tengamos elementos, todo es sujeto de investigación, sea
quien sea".

También se solicitó el embargo de los bienes de
Alejandro Burzaco, presidente de Torneos y Competencias, y de los
hermanos Hugo y Mariano Jinkis, dueños de la empresa Full Play, los tres
acusados y prófugos hasta ahora de la justicia de Estados Unidos de
pagar más de 100 millones de dólares en sobornos a dirigentes de la
Conmebol para hacerse de los derechos de televisión y comercialización
de la Copa América y la Copa Libertadores, puesto que se necesita saber
si hay dinero no declarado que es sujeto de pago de impuestos.

"A
nosotros lo que más nos interesa es que estos empresarios le paguen al
pueblo argentino lo que le deben a través del Estado ", afirmó Echagaray
al programa Corresponsales en Línea de la radio bonaerense La Once
Diez.

El funcionario también señaló de nuevo que la AFIP tuvo una
reunión el año pasado con el recién reelecto presidente de la FIFA,
Joseph Blatter, en la que el suizo se había comprometido a concederles
acceso al Registro de Transferencia de Jugadores (TMS), un sistema
informático donde se vuelcan los contratos de compraventa de jugadores,
ya que "se venían detectando varios casos de fraude fiscal por evasión
impositiva en la transferencia de jugadores".

Según la AFIP,
Blatter se comprometió en 2014 a instrumentar un proceso para que la
AFIP pueda obtener información del registro de transferencia de
jugadores lo que "hubiera permitido al organismo fiscal obtener
información sobre los verdaderos valores de las operaciones de compra
venta de futbolistas y restringir las maniobras de evasión de los
hombres de negocios del fútbol", señaló esta semana la institución.

Echegaray
afirmó que el 11 de mayo se le mandó una nueva nota afirmando que
"veíamos que toda su gerencia operativa nos condicionaba en el acceso a
la información y que eso iba en contra de lo que él pregonaba de
transparencia", señaló.

Temas relacionados: