Julio 12, 2015

El técnico de la selección boliviana asegura que quieren hundirlo

"Soy un hombre fuerte en todo momento, soy el mismo hombre cuando gano y el mismo cuando estoy en situaciones difíciles, soy el mismo cuando todos los demás quieren hundirme, hay gente que quiere eso", aseveró Soria en una entrevista publicada por el diario La Razón.

Mauricio Soria explicó su situación tras reunirse el sábado con el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol, Carlos Chávez, quien anunció que el comité ejecutivo de la entidad tendrá este lunes la última palabra sobre la continuidad del entrenador en la selección.

En la entrevista, el técnico boliviano reconoció que durante la Copa América hizo reclamaciones a la federación sobre el pago de los premios a su cuerpo técnico por haber logrado la clasificación a cuartos de final en el torneo, lo que ocurrió después de 18 años.

"Eso causó que haya una situación que no fue muy cómoda entre el presidente (Chávez) y mi persona", expresó Soria, en alusión a incidentes ocurridos durante el campeonato disputado en Chile.

La causa del problema, según el técnico, es que Chávez quería pagarle un premio a él, pero no a sus asistentes técnicos.

"Reaccioné porque estaba extrañado de que no se cumpla algo pactado. Pero luego llegamos a un acuerdo con la comprensión de mi cuerpo técnico, que resignó algo de lo acordado", aseguró Soria.

Según algunas versiones citadas estos días por medios bolivianos, el entrenador amenazó con renunciar durante el torneo en Chile, algo que Soria negó en la entrevista.

Chávez dijo a los medios que Soria "es un excelente director técnico y como profesional debería seguir" en el equipo, pero que él, como dirigente, no garantiza "nada en absoluto porque el que tiene la última palabra es el comité ejecutivo de acuerdo con la norma".

"El comité ejecutivo tiene toda la potestad de análisis y de tomar decisiones, que eso sí lo voy a respetar porque va a ser una postura corporativa", declaró Chávez.

Soria, de 49 años, asumió la conducción de la selección de Bolivia el 6 de enero pasado con un contrato que incluye la conducción del equipo durante las eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018.