Julio 17, 2015

Estados Unidos busca el triunfo ante Cuba por cuartos de Copa Oro

Estados Unidos llega invicto y como líder del Grupo A, con dos triunfos y un empate. Aunque no ha mostrado lo mejor de su fútbol, sus resultados no dejan dudas.

El entrenador alemán Jürgen Klinsmann ha tratado de mantener a sus jugadores con las botas sobre el césped mientras prueba nuevas sensaciones sin jugadores que estuvieron en la fase de grupos: el delantero Jozy Altidore, que será reemplazado por Allan Gordon; además del veterano defensa del Dynamo de Houston DeMarcus Beasley. 

"Necesitamos a los mejores jugadores para la recta final del torneo donde todo se decide a un partido y por lo tanto debemos competir desde el primer minuto", declaró Klinsmann.

Estados Unidos ya ganó a Cuba ocho veces, empató una y perdió la otra en la historia común de enfrentamientos. Su derrota ante los cubanos fue en 1947, en la Habana, cuando ambos países todavía mantenían relaciones diplomáticas, algo que volverá a suceder dos días después del partido este sábado, tras 54 años de ruptura y enfrentamiento ideológico.

Estados Unidos y Cuba ya se enfrentaron en cuartos de final, en la edición del 2003. El equipo de las Barras y las Estrellas goleó por 5-0, con cuatro goles de Donovan.

"Todo eso es historia, ahora tenemos un partido nuevo ante un equipo que ha demostrado que lucha cada balón en el campo y no da nada por perdido", destacó Klinsmann. "Lo que tenemos que hacer es salir mentalizados que será un partido muy difícil y complicado".

Dentro del equipo cubano se mantiene un hermetismo completo en torno a la ausencia de los jugadores Keiler García, Arael Argüllez, Dario Suárez, y Ariel Martínez, el último que dejó la concentración sin que se sepa su paradero.

"Estoy aquí para hablar de fútbol y hacer que nuestro equipo tenga el mejor rendimiento en el campo ante un rival como Estados Unidos, que es el claro favorito a conseguir la victoria y luchar por el título de campeón, que tiene en su poder", declaró el seleccionador Raúl González.

El escenario, una vez más también favorecerá a Estados Unidos, donde ya jugó otro partido de cuartos de final de la Copa Oro, en el 2013, y venció por goleada de 5-1 a El Salvador ante 70.540 espectadores, camino de su quinto título de campeón, que ahora defiende.

 

Temas relacionados: