Julio 18, 2015

1-0: Jamaica derrotó a Haití y pasó a semifinales de la Copa Oro 2015

El gol que puso a Jamaica en la semifinal del torneo fue convertido por el atacante Giles Barnes a los 7 minutos de juego, al aprovecharse una falla de la defensa haitiana.

Dos equipos que sorprendieron en la Copa Oro por el volumen de juego mostrado en la primera fase, Haití y Jamaica iniciaron con ímpetu avasallador, y los jamaicanos se encontraron rápidamente en ventaja con un gol de Barnes en una falla de la zaga haitiana.

Joel Grant ingresó al área haitiana para intentar el disparo pero la zaga concedió un rebote. Franz Bertin trató de despejar el balón pero Barnes se anticipó y abrió el marcador con un disparo sesgado.

A partir de allí, Haití se recompuso y dominó el juego prácticamente a voluntad, generando seguidas oportunidades de gol ante el arco del jamaicano Ryan Thompson.

El corpulento Duckens Nazon, quien por momentos daba la impresión de estar en varios lugares del terreno al mismo tiempo, movía los hilos del conjunto haitiano, siempre con velocidad y oportunismo para habilitar de juego a sus compañeros de ataque, con la ayuda de Jean Maurice por el flanco izquierdo.

Ante la verdadera avalancha haitiana, Jamaica se abroqueló en torno de su área grande, y apenas intentó sorprender con contragolpes, casi todos ellos nacidos de la visión de Grant para conseguir largos pelotazos para la carrera de Barnes.

Sobre el minuto 30 Jamaica tuvo una inmejorable oportunidad de ampliar su ventaja: Simon Dawkins se infiltró en el área chica de Haití y sacó un suave disparo cruzado que se fue a un costado rozando el poste.

En el segundo tiempo Haití aumentó más la presión, ya que sus hombres pasaron a varias las jugadas de infiltración con tentativas desde la larga distancia. A los 49 James Marcelin consiguió un impresionante disparo desde unos 35 metros que pasó a centímetros del travesaño jamaicano.

En respuesta Jamaica se mantuvo fiel a su opción por los contragolpes, y apoyándose en las escapadas de Rodolph Austin por la derecha logró llegar peligro al área haitiana.

El entrenador de la selección haitiana, el francés Marc Collat, jugó entonces una carta arriesgada,al retirar del terreno al Nazon para la entrada de Kervens Belfort, para intentar poner piernas frescas en busca del empate.

En los últimos 10 minutos la presión de Haití se tornó avasalladora, en especial con la entrada del veloz Sony Norde, pero la voluntad no resultó acompañada por la claridad, y de esa forma el esfuerzo no alcanzó para lograr la igualdad.

En el primer partido de la jornada, Estados Unidos selló su pasaporte a la semifinal al atropellar a Cuba por 6-0, en un partido en que el artillero Clint Dempsey aportó tres goles, a los 4, 64 (de penal) y 78 minutos.

Gyasi Zardes, Aron Johansson y Omar González completaron la faena, apenas dos días antes que los viejos adversarios de medio siglo retomen sus relaciones diplomáticas.

"Les pedí a mis jugadores que se tomen el partido en serio. Les dije que si veía al alguien que no se tomaba el partido seriamente, lo quitaría a los 10 minutos. El resultado mostró que los muchachos efectivamente se tomaron el partido seriamente", dijo el entrenador del equipo estadounidense, el alemán Jurgen Klinsmann.

 

Temas relacionados: