Julio 21, 2015

USA tendrá su primera prueba de fuego ante Jamaica en semifinal de Copa Oro

Estados Unidos llegó a las semifinales con total comodidad, pero con un fútbol poco convincente y sin que los rivales le hayan exigido ofrecer más de lo justo a la hora de ganar.

El combinado nacional que dirige el alemán Jürgen Klinsmann no conoce la derrota en los cuatro partidos que ha disputado y tan sólo cedió un empate frente a Panamá (1-1) en la fase de grupos, donde ganó 2-1 a Honduras y 1-0 a Haití y goleó por 6-0 a Cuba en cuartos.

Klinsmann reconoce que el partido ante Cuba no debe ser referencia de cara al duelo que tendrán este miércoles en el Georgia Dome, de Atlanta, frente a Jamaica. "Frente a Cuba la actitud de los jugadores fue brillante, no salieron como si el partido estuviese ganado, respetaron al rival y lucharon al máximo", valoró Klinsmann, que dijo dentro del equipo todo era normalidad. "Estamos listos para el reto de superar la prueba ante Jamaica y llegar a la gran final". 

Klinsmann no tiene previsto hacer mayores cambios en el equipo que saldrá titular y tal vez la duda que presenta es la de si desde el principio va Kyle Beckerman en el centro del campo o se decide por el hispano de origen mexicano Joe Corona. También podría haber modificaciones en la defensa con la vuelta de Tim Ream tras cumplir con la suspensión de un partido y salir Omar González.

"Todos los jugadores están disponibles para el partido y buscaremos la formación que nos pueda ayudar más a superar a un rival de gran poder físico, velocidad y disciplina como es Jamaica", destacó Klinsmann, que busca su segundo título de la Copa Oro, sexto del equipo.

El duelo entre Estados Unidos y Jamaica será el primero que se de en unas semifinales de la Copa Oro, torneo que el equipo de las Barras y las Estrellas ha ganado cinco veces, mientras que los caribeños llegan por tercera vez a estar entre los cuatro mejores.

Las dos anteriores ocasiones se enfrentaron a México y cayeron derrotados sin que hayan podido disputar ninguna final. En el banquillo de Jamaica también habrá un entrenador alemán, el veterano Winfried Schäfer, que reconoce su equipo no sale como favorito, pero está motivado para mantener el invicto y llegar a la final.

"Estamos muy bien en todos los aspectos y llegamos en un buen momento al partido", declaró Schäfer. "Sabemos de la clase de Estados Unidos, que tendrá todo a su favor, pero nuestro equipo saldrá a buscar el triunfo desde el inicio".

Jamaica fue líder del grupo B después de empatar con Costa Rica (2-2), y ganar por 1-0 a Canadá y El Salvador, mismo resultado que consiguió en el partido de cuartos de final frente Haití en el duelo del fútbol caribeño.

Los Reggae Boyz han mostrado una gran solidez en defensa y saben encontrar el camino del gol con el delantero Giles Barnes, del Dynamo de Houston, de la MLS. Schäfer para el partido frente a Estados Unidos podrá recuperar a los sancionados por tarjetas Je-Vaughn Watson y Darren Mattocks.

 

Temas relacionados: