Julio 23, 2015

1-2: Uruguay buscará el oro panamericano de fútbol tras derrotar a Brasil

La final será contra México que derrotó 2-1 a Panamá. 

Después de dar la vuelta con diez jugadores a un partido que tenía perdido en el minuto 80, se clasificó a la final del torneo. Dos goles en apenas 60 segundos eliminaron a una Brasil muy limitada. 

Schettino y Santos marcaron en los minutos 86 y 87 para premiar el mejor fútbol desplegado por los chicos de Fabián Coito, que no se amedrentaron a pesar de quedarse con 10 en los primeros compases.

Con esta derrota, Brasil vuelve a fracasar en su intento de conseguir la presea dorada, que se le escapa desde los Juegos de Indianápolis (EE.UU.) en 1987.

Por el contrario, en el vigésimo aniversario de la décimo cuarta Copa América de Uruguay, que se consiguió en Montevideo el 23 de julio de 1995, al derrotar a Venezuela 4-1, el combinado ‘charrúa' volvió a dar una nueva muestra del pundonor que caracteriza a su fútbol.

La ausencia de los titulares Gorga y Formiliano por acumulación de tarjetas más la expulsión de Lemos por una absurda doble agresión a Paulista en el minuto 10, complicó a equipo ganador.

A pesar de eso, Uruguay no se vino atrás y encaró el partido como si siguiese con once. Brasil tenía cierto control del balón, pero éste no pasaba de los tres cuartos de cancha y tenía escasa verticalidad, a excepción de tiros de media distancia o las entradas de Clayton por la banda zurda.

Este Uruguay-Brasil, uno de los clásicos del fútbol mundial, mantuvo una de las claves históricas de estos choques, la intensidad y entrega de los charrúas, pero faltó la magia del "jogo bonito" de la ‘canarinha'.

Uruguay, bronce en Guadalajara 2011, firmó las mejores ocasiones, como la que dispuso en el 42 por medio de Mascia en un contraataque bien diseñado por la celeste, pero el delantero no miró al centro donde le esperaba Albarracín para marcar y disparó al primer palo donde Andrey detuvo con el rostro.

Minutos antes, el portero brasileño no tuvo la misma fortuna y dio muestras de debilidad en el juego aéreo en dos ocasiones. En la segunda oportunidad salió en falso, dejó el balón suelto y Cabaco cabeceó, aunque lo hizo sin fuerza y centrado, lo que permitió a Andrey rehacerse y atrapar la bola.

Pero las desgracias de Coito no cesaron y tuvo que cambiar al lesionado Gorriarán por Schettino. Así que, en esas circunstancias, Uruguay se retrasó unos metros y cedió la iniciativa a la ‘canarinha' para buscar el contraataque por medio de Santos, aunque el delantero estaba demasiado solo.

En una de las pocas jugadas creativas de Brasil, Dodo puso una bola por detrás de la defensa para que Erik se adelantase a De Amores, que no pudo evitar arrollarlo y cometer penal. A pesar del cansancio lógico por jugar 70 minutos con un hombre menos, Uruguay vio la forma de igualar el partido tras la expulsión de Erik en el minuto 81 por una fea falta por detrás.

Uruguay dejó en evidencia nuevamente a la zaga brasileña, con un gol de Schettino tras un saque de esquina.

Brasil tuvo una última opción cuando el lateral derecho Tinga se coló en el área, pero su disparo fue a dar a la base del palo de De Amores.

De esta manera Uruguay volvió a amargar a Brasil y jugará la final de fútbol en los juegos Panamericanos.

 

Temas relacionados: