Agosto 10, 2015

Gerrard, Lampard, Pirlo, Gio, Tevez, Forlán y Gignac para rato

Veteranos, aquellos de treinta y pico años que juegan bajo la sospecha de la inminente retirada, se alimentan de nuevas oportunidades. 

Y no siempre será el dinero. Como los 6,6 millones de dólares que a sus 35 años se embolsará mensualmente el inglés Steven Gerrard en el Galaxy de Los Ángeles, o los 6 millones por los que su compatriota Frank Lampard ha comenzado a los 37 años una aventura en el New York City, a donde llegó primero el italiano Andrea Pirlo, de 36.

Razones sentimentales han movido a otras figuras a volver a casa.

A los 36 años, y con una rica historia que comenzó en el Independiente argentino y siguió por Manchester United, Villarreal, Atlético de Madrid, Inter, el Internacional brasileño y el Osaka. Diego Forlán volvió a Uruguay para cumplir su sueño de jugar en Peñarol, del que es hincha y en el que su padre triunfó en los 60.

El argentino Carlos Tevez esperó menos y en la plenitud de sus 31 años este que es coleccionista de 21 títulos oficiales dejó atrás su condición de ídolo de la Juventus, equipo con el que fue bicampeón italiano, para volver a Boca Juniors, en el que debutó a los 17 y con el que ganó Copa Libertadores, Copa Intercontinental y Copa Sudamericana.

Menos sentimentales resultaron Kaká y David Villa, quienes llegaron a comienzos de la temporada estadounidense para dar emoción a una Liga con 20 equipos sin descuidar sus ingresos anuales: 7,3 millones de dólares para el brasileño en el Orlando City y 5,6 millones para el español en el New York City.

Desde Canadá a Chile, el mercado de fichajes de futbolistas ha desbordado ríos de tinta en diarios y copado horas de atención en espacios deportivos.

El delantero marfileño Didier Drogba, ahora con 37 años, es la esperanza del Impact Montreal en la MLS, en la que también aterrizó el punta mexicano Giovani dos Santos, para reforzar por cuatro temporadas al Galaxy a cambio de 4,5 millones de dólares anuales.

En Chile David Pizarro, un veterano de 35 años con hoja de servicios en Udinese, Inter, Roma y Manchester City, decidió volver a donde todo comenzó en su carrera: el Santiago Wanderers. Su contemporáneo Rodrigo Tello, con 14 años de historia en Portugal y Turquía, ahora da esperanzas a la hinchada del Audax Italiano.

En el Apertura mexicano, que comenzó el 24 de julio y lleva tres jornadas, acaparan atenciones los fichajes del Tigres: el francés André-Pierre Gignac, el nigeriano Ikechukwu Uche y los mexicanos Jürgen Damm y Javier Aquino.

El Pasaquina no se quedó atrás y apostó por una mezcla que promete ser explosiva, con el brasileño Neymer Miranda y Devanug Ellitos, de San Critóbal y Nieves.
Envuelto casi en una trama de novela resultó la renovación del contrato con el Municipal del ariete Carlos 'el Pescado' Ruiz, el máximo goleador de la selección de Guatemala, país al que llegó para reforzar al Malacateco el volante mexicano Juan Carlos Silva Maya. Al equipo de Ruiz llegó el defensor costarricense Keylor Soto.

El capitán de la selección panameña, el central Román Torres, dejó las filas del Millonarios colombiano tras cumplir una destacada campaña en la Copa Oro, en la que su país fue tercero. Su futuro está ahora vinculado con el Sounders de Seattle estadounidense.

En Colombia el mercado futbolístico resultó más atractivo por la llegada de dos entrenadores, aunque el delantero ecuatoriano Daniel Angulo es visto con expectación por los hinchas del Independiente Santa Fe bogotano.

El entrenador uruguayo Gerardo Pelusso, exseleccionador paraguayo y con dilatada experiencia en clubes de su país, Chile, Ecuador, Paraguay y Perú, llegó al banquillo del Santa Fe en sustitución del argentino Gustavo Costas. Y Reinado Rueda, exseleccionador de Colombia, Honduras y Ecuador, dirige ahora al Atlético Nacional. Ambos técnicos van a la vanguardia de la Liga.

De lo más llamativo en el fútbol venezolano destacan los fichajes realizados en Bolivia por el Deportivo La Guaira: el uruguayo Jorge González, quien jugaba en el Universitario de Sucre, y el argentino Matías Manzano, ex del Blooming. También con la Copa Sudamericana como objetivo en el segundo semestre, los directivos del Carabobo se movilizaron para incorporar al paraguayo Néstor Bareiro.

La Universidad Católica ganó a sus rivales con más tradición en Ecuador al fichar un delantero argentino de 22 años formado en la cantera de Lanús y con exitoso paso por el Copiapó chileno: Bruno Leonel Vides, quien está dando de qué hablar pues con tres goles ha asegurado seis de los siete puntos de su equipo.

Bolívar, bicampeón boliviano, logró retener al creativo español Juan Miguel Callejón para la temporada 2015-2016 y también consiguió el retorno del atacante uruguayo William Ferreira, tras el año que pasó con los Leones Negros mexicanos.

Dos fichajes destacaron en Brasil y tuvieron epicentro en Río de Janeiro: el mediapunta Ronaldinho Gaúcho, que a los 35 años volvió a casa para reforzar, esta vez, al Fluminense tras su polémico paso por el Querétaro mexicano y el delantero peruano Paolo Guerrero, que cambió el Corinthians por el Flamengo, donde ya ha dejado su marca como artillero.

El excapitán de la selección uruguaya, el zaguero central Diego Lugano, de 36 años, dio un giro inesperado a su carrera al fichar por el Cerro Porteño, con el que se comprometió a jugar por un año, con opción de extenderlo a dos.

Temas relacionados: