Agosto 24, 2015

Tensión en la Copa Confederación de África por posible cruce del clásico egipcio

Ambas escuadras se aseguraron su acceso temprano junto a los tunecinos Etoile Sportive du Sahel y los sudafricanos Orlando Pirates, pero no será hasta la última jornada cuando se conozcan los emparejamientos.

Un duelo Al Ahly-Zamalek es uno de los partidos de mayor riesgo en el fútbol africano, incluso en la Liga nacional se convoca a árbitros foráneos, y un reto para el fútbol egipcio, más conocido en los últimos años por los actos de extrema violencia en las gradas y la represión policial que por su brillantez. 

El Ahly, el club más laureado de África y máximo ganador de títulos internacionales a nivel mundial, hizo sus deberes este domingo y derrotó a domicilio al Esperence de Túnez (0-1), resultado que supuso además la destitución del entrenador francés del equipo local, José Anigo.

El exdirector técnico del Olympique de Marsella fue fichado en junio como revulsivo y se marcha con un pésimo récord: cinco derrotas en siete partidos, la mayoría de ellas en una competición, la Copa de Confederaciones, a la que el equipo tunecino más famoso se agarraba tras haber perdido la liga frente al African.

A la victoria se unió el empate (1-1) en Bamako entre el Etiole y el Stade Maliense, que dio el pase a los norteafricanos y segó las ilusiones de los subsaharianos.

La hinchada maliense, que abarrotó el estadio Modibo Keita, soñó durante algunos minutos con prolongar las escasas esperanzas que le quedaban de clasificación con un juego brillante y atrevido que puso contra las cuerdas a su rival.

Pero fue el equipo tunecino el que golpeó primero con un gol del delantero internacional guineano Alkhali Bangoura en el minuto 64 de partido.

Los malienses, campeones en 2009, siguieron empujando, sabedores de que solo una victoria les mantendría vivos, pero solo lograron empatar en el tramo final gracias a un intranscendente tanto de Coulibaly.

En el grupo B, la victoria en Soweto de los Orlando Pirates sobre los Leopards de Congo confirmó la clasificación de los sudafricanos y de rebote la de los egipcios del Zamalek, que también vencieron en su enfrentamiento con el tunecino CS Sfaxien (1-3).

Los "bucaneros" se adelantaron en el marcador en el minuto 33 de la primer parte gracias a un gol de Mpho Makola, quien celebró así su entrada en la lista de la selección nacional presentada esta semana, y sentenciaron a tres minutos del final con un fulgurante contraataque.

En el sur de Túnez, un partido emocionante y polémico, con dos penaltis, dio la clasificación al Zamalek, que se adelantó en el marcador en el minuto 54 gracias al olfato goleador de uno de sus jugadores de referencia, Mahmoud Kahraba.

Nueve minutos después, Ali Maaloul empató desde el punto de penalty para los tunecinos, campeones en tres ocasiones de esta competición.

Pero Ahmed Hamudi, también desde los nueve metros, daría la victoria al Zamalek en el 80 y certificaría la pésima actuación del Sfaxian, último de grupo.

Los emparejamientos de semifinales quedan a expensas de lo que ocurra en la última jornada del grupo A, liderado por el Ahly y el Etoile Sportive, ambos con 10 puntos.

Los egipcios recibirán en El Cairo al Stade Malien mientras que el Etoile se enfrentará al Esperance en uno de los grandes clásicos tunecinos.

En el grupo B, Zamalek y Orlando, ambos con 12 puntos, también se jugarán el próximo 11 de septiembre el primer puesto en un duelo a muerte en la capital egipcia.