Octubre 1, 2015

Miguel Cardenal, Secretario de Estado español, dio todo su apoyo a Platini en elecciones

"Conozco al presidente Platini hace ya unos años. No dudo de su honorabilidad y creo que es un muy buen presidente para la UEFA y un fiable candidato para la FIFA", señaló Cardenal, en alusión a las elecciones a la presidencia de la FIFA.

El presidente del CSD insistió en que "no se puede atacar la honorabilidad de las personas sin pruebas fiables. Eso crea situaciones muy injustas y este puede ser otro caso de ese tipo de acusaciones infundadas", añadió.

También recordó que la selección española y los clubes españoles han obtenido grandes victorias a nivel europeo en los últimos años, con Platini como presidente de la UEFA.

"Siempre ha sido muy cariñoso con nuestros futbolistas, por lo que merece nuestro respeto y consideración. La propia fiscalía Suiza no le ha acusado. Así pues, dejemos que la investigación llegue a los resultados que sean y luego podremos juzgar las cuestiones", añadió Cardenal, que desde su nombramiento como presidente del CSD se ha entrevistado en varias ocasiones con su homólogo en la UEFA.

Platini, que preside la UEFA desde 2007, prestó declaración ante la Fiscalía Suiza el pasado 25 de septiembre dentro de un procedimiento abierto contra el presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, tras el pago de dos millones de francos suizos que éste le hizo en 2011 por trabajos hechos entre 1999 y 2002.

Aunque inicialmente la fiscalía informó de que Platini había declarado como testigo, el fiscal general de la Confederación Suiza, Michael Lauber, le consideró después entre testigo y acusado, lo que puede influir en sus aspiraciones para alcanzar la presidencia de la FIFA.

Vicepresidente de la FIFA desde 2007, Platini anunció el pasado agosto su intención de presentarse a las elecciones a la presidencia de este organismo del próximo febrero, al igual que hicieron posteriormente el jordano Alí Bin Al Hussein, el magnate surcoreano Chung Mong-joon, que fue vicepresidente de la organización entre 1994 y 2011, y el exfutbolista brasileño Zico.

Alí Bin Al Hussein formaba parte del Comité Ejecutivo de la FIFA cuando fue el único rival de Blatter en las elecciones celebradas el pasado 29 de mayo, pero retiró su candidatura tras la primera votación al obtener 73 votos frente a los 133 del dirigente suizo, quien días después puso su cargo a disposición ante las investigaciones policiales por posibles casos de corrupción en la FIFA.