Diciembre 22, 2015

Gregorio Manzano es nuevo técnico de Giovanni Moreno en Shanghai Shenhua

Su objetivo, de hecho, es devolver al Shenhua ("Flor de Shanghái", en mandarín) a los primeros puestos de la tabla del gigante asiático, y tratar de que esté en 2016 entre los tres equipos chinos que puedan clasificarse para la Liga de Campeones de la Confederación Asiática de Fútbol (AFC).

"Intentaremos luchar en los primeros puestos de la clasificación, que no se quede el Shenhua tan alejado de los puestos de la 'Champions' como el año pasado, cuando prácticamente no tuvieron opciones" y el equipo shanghainés terminó noveno, declaró a Efe Manzano.

"Lo que queremos es desde el minuto uno empezar a luchar por esos puestos, y ojalá podamos llevar al equipo a la Copa de Asia, ese es el objetivo que nos hemos marcado", subrayó.

Manzano se había estrenado en el fútbol chino en 2014 como entrenador del otro gran clásico de ese deporte en el país oriental, el Beijing Guoan de Pekín, con el que cerró aquella temporada en segundo puesto y sumó a su carrera el premio al mejor entrenador del año de la CSL.

Sin embargo, en 2015 el Guoan sólo llegó al cuarto puesto al final de la temporada, por lo que ambas partes acordaron amistosamente el final de su etapa en la capital china, una experiencia tras la que el español, tanto para el club como para la afición, dice sólo tener buenos recuerdos y palabras de agradecimiento.

El jienense, admirado en China por sus buenos resultados en Pekín y por su larga experiencia en clubes de la Primera División española (Mallorca, Atlético de Madrid, Sevilla, Málaga, Rayo Vallecano, Rácing de Santander y Valladolid), sucede al francés Francis Gillot, que tras un año dirigiendo al Shenhua no logró que levantara cabeza.

Manzano toma así las riendas deportivas de otro equipo clásico del fútbol chino, precisamente el acérrimo rival histórico del Guoan, un Shanghai Shenhua que levantó el título de la CLS en 1995, y que aunque ha terminado ocho veces segundo, tiene sed de revivir viejas glorias y recuperar su lugar original entre los grandes.

El equipo, capitaneado este año por el centrocampista colombiano Giovanni Moreno, fue entrenado anteriormente por técnicos como el argentino Sergio Batista (dos veces, de 2012 a 2014), su compatriota Néstor Armendáriz (2011) y el uruguayo Osvaldo Giménez (2007).

De hecho, llegó a pagar sumas astronómicas hace unos años por tener entre sus filas, en tiempos de Batista, a estrellas como Nicolas Anelka, Didier Drogba y los también argentinos Rolando Schiavi y Patricio Toranzo, en una apuesta de su entonces presidente, el magnate de los videojuegos Zhu Jun.

Sin embargo, una disputa entre Zhu y los accionistas estatales del club (combinada con una multa por amañar varios partidos en 2003, con lo que perdieron aquella liga, que hasta entonces contaban también como ganada) llevó a una serie de impagos, que provocaron la huelga y la huida de sus estrellas y la caída en picado del club.

En 2014 el Shenhua fue adquirido parcialmente por el gigante inmobiliario shanghainés Ludi (Greenland, en su nombre internacional), lo que supuso el cambio de nombre oficial del club a Shanghai Greenland Shenhua y el regreso de Batista, luego sustituido por Gillot y ahora, en una decidida apuesta de Ludi, por Manzano.