Marzo 31, 2016

Jugadoras de la selección de fútbol de Estados Unidos se quejan de discriminación salarial

Entre las futbolistas implicadas en esta querella están la ganadora del Balón de Oro 2015 Carli Lloyd; la co-capitana Becky Sauerbrunn; la delantera Alex Morgan; la mediocampista Megan Rapinoe y la portera Hope Solo.

La denuncia que fue presentada ante la agencia federal de Comisión de Igualdad de Oportunidades y publicada por el New York Times, afirma que los jugadores de la selección masculina de ese país son mejores pagos que las mujeres.

El diario neoyorquino destaca que el seleccionado femenino son el "motor económico" del fútbol en ese país.

La mejor jugadora del mundo, Carli Lloyd, se pronunció fuertemente sobre la desigualdad salarial. "Hemos sido bastante paciente a lo largo de los años con la creencia de que la federación haría lo correcto y nos compensar de manera justa", aseguró.

Hope Solo fue otra de las jugadoras que se refirió sobre el tema. La guardameta de 34 años comparó los logros alcanzados por la selección femenina y la masculina.
Las cifras hablan por sí mismos, somos las mejores en el mundo, tenemos tres campeonatos del mundo, cuatro olímpicos y el equipo masculino cobran más solo por aparecer que lo que se les paga a las mujeres por ganar campeonatos importantes", concluyó.

Además del salario, las deportistas se han quejado sobre las condiciones en los viajes y hoteles.

De acuerdo con el New York Times, las mejores jugadoras reciben un promedio de 72 mil dólares al año, sin embargo ellas insisten en que es un monto mucho menor al de los hombres.

A un jugador de la selección masculina le pagan 5.000 dólares por un juego amistoso en el que no resulten vencedores y 17 mil dólares si ganan contra una selección de primer nivel. Por su parte, las mujeres reciben 1.350 dólares por el mismo partido, y no perciben ingresos por juegos perdidos o amistosos.