Abril 29, 2016

Catar y la anhelada fórmula del césped perfecto para el Mundial de 2022

No menos de doce tipos de césped son cultivados de manera minuciosa en terrenos anteriormente dedicados a labores agrícolas, cerca de Doha. Si todo va bien, uno de ellos será el elegido y sobre él estará centrada la atención mediática mundial durante la competición.

Murakh está pegada a la capital, al oeste. Antes era un lugar de cultivo de dátiles, pero ahora es el lugar donde está instalado un moderno centro de investigación y desarrollo, en el que se observan por ejemplo las diferentes variedades de césped.

"Es un lugar único. No hay nada así en la región", asegura Yasser Abdulla Mulla, responsable de los terrenos de juego en el Comité de Organización del Mundial de 2022.

Este lugar de alta tecnología quiere ser un símbolo de la transformación del país. No lejos de allí se encuentra el imponente Khalifa International Stadium, donde tendrán lugar el Mundial de atletismo de 2019 y el Mundial de fútbol tres años después.

Las plantas de las hierbas con las que se experimenta llegaron del extranjero, especialmente desde Estados Unidos. Fueron transportadas como mercancía valiosa, en pesadas cajas.

Fueron plantadas, regadas y crecieron a la sombra, antes de ser poco a poco adaptadas al aire libre, en el hostil clima del desierto catarí.


- Temperaturas y estética -

La hierba, plantada en cuadrados de alrededor de un metro de lado, recibe riego diariamente. Los investigadores analizan cómo resisten al clima y a las altas temperaturas, aunque el Mundial está previsto para el mes de noviembre, con un termómetro que oscila alrededor de los veinte grados. Se estudian también otros elementos, como su estética.

Las pruebas comenzaron el año pasado y la decisión final, tan esperada, se tomará en 2017.

"Será Catar quien elija", se enorgullece Yasser Abdulla Mulla, aunque es cierto que el césped deberá respetar en todo momento las reglas de la FIFA, bien definidas al respecto.

La cuestión del césped no es meramente anecdótica, ya que tras esta cuestión existe un auténtico mercado mundial de campos de fútbol. Los nombres de las hierbas probadas se mantienen en secreto, por razones comerciales, o son designadas por términos enigmáticos como "Latitud 36".

Según la empresa estadounidense Technavio, el mercado de céspedes deportivos podría elevarse a 3.000 millones de dólares en 2019 (más de 2.500 millones de euros).

Preguntado por esta cuestión, Yasser Abdulla Mulla, prefiere no decir cuánto ha invertido hasta ahora Catar en su búsqueda de la fórmula del césped perfecto.

El torneo de 2022 se disputará entre los meses de noviembre y diciembre, buscando unas temperaturas más soportables, y no en las tradicionales fechas de junio y julio, donde los termómetros pueden llegar a los 50 grados.

Temas relacionados: