Agosto 11, 2016

Stanislav Cherchesov, nuevo técnico de la selección de Rusia

Después de la frustración en
la Eurocopa de Francia 2016, que terminó con eliminación en primera ronda y la
renuncia del técnico Leonid Slutsky, Cherchesov, de 52 años, viene de conseguir
los títulos de Liga y Copa de Polonia con el gigante Legia Varsovia, en su
primer año como entrenador de la entidad polaca, por lo que los dirigentes del
fútbol ruso han optado por un estratega que puede lograr resultados en poco
tiempo y bajo presión.

"Sería estúpido decir
que vamos a ganar el Mundial en casa", indicó este jueves el técnico, cuyo
contrato con la Federación rusa finaliza al término de la máxima competición
del mundo a nivel de selección.

"Nuestro trabajo pasa
por construir un equipo competitivo para el 2018", prosiguió Cherchesov,
quitándose presión.

El flamante seleccionador también
dirigió a equipos modestos como los austriacos Wacker y Kufstein, además del
Dinamo Moscú, aunque será la primera vez que esté al frente de una selección.

Rusia terminó última del Grupo
B de la Eurocopa, tras empatar contra Inglaterra a un tanto y perder ante
Eslovaquia por 2-1 y contra Gales por 3-0.

Clasificada para el Mundial
de forma automática por ser la anfitriona, Rusia se medirá a Turquía en un
partido amistoso el 31 de agosto. Ese será el día el debut del exportero ruso
como técnico, para estructurar una nueva selección, que quedó muy golpeada
luego de la pobre imagen exhibida en el la fecha FIFA de mediados de junio
pasado.

Como jugador, Cherchesov
vistió las camisetas del Spartak Moscú, Dinamo Dresde y FC Tirol Innsbruck. Con
este último ganó tres ligas austríacas.

El ministro ruso de
Deportes, Vitaly Mutko, quien también encabeza la Federación Rusa de Fútbol,
elogió a Cherchesov en su presentación por su "deseo y fuerte
personalidad", así como por su gran conocimiento del fútbol ruso.

"Estamos convencidos de
que este profesional conoce muy bien al fútbol ruso, todas sus realidades y
está muy bien informado sobre la calidad de los jugadores locales", apuntó
Mutko, quien ha estado en los últimos tiempos en la primera plana de las noticias
deportivas que involucran a Rusia. Primero por los desmanes causados por los
hooligans de su país durante la Eurocopa y luego por el escándalo de dopaje
revelado por un comité independiente de la Agencia Mundial Antidopaje que puso
en duda hasta último momento la participación de los deportistas rusos en los
Juegos Olímpicos de Rio-2016.

A dos años del inicio del
Mundial, la selección de Rusia se presenta totalmente desarmada, algo que
señaló el propio Mutko hace una semana, por lo que Cherchesov tendrá que construir
las bases de un nuevo equipo, que sufrirá más presión que de costumbre al ser
anfitrión de la Copa del Mundo 2018.