Noviembre 2, 2016

Primera ministra británica calificó de "escandalosa" una decisión de la FIFA

"Es
totalmente escandaloso", declaró Theresa May en la sesión de preguntas a
la primera ministra.

"Nuestros
futbolistas quieren rendir homenaje a los que dieron la vida por nuestra
seguridad", añadió. "Sería totalmente normal que se les permitiera
hacerlo", sentenció.

"Es
un mensaje claro por nuestra parte. Antes de que ellos (la FIFA) nos digan lo
que debemos hacer estaría bien que resolvieran los problemas que tienen en su
casa", contraatacó May.

La
FIFA explicó este miércoles que "respeta totalmente las conmemoraciones
del 11 de noviembre".

"Las
reglas del juego son supervisadas pro la International Football Association
Board, compuesta por las cuatro Federaciones británicas y la FIFA, y se aplican
a las 211 asociaciones miembro. La Ley 4, párrafo 4, afirma claramente que los
equipamientos de los jugadores no deben contar con mensajes políticos,
religiosos o comerciales. Esa norma es aplicada uniformemente en caso de una
petición similar de una asociación miembro para conmemorar eventos
históricos", precisó la instancia.

El
martes, la Federación Inglesa de Fútbol (FA) había señalado que negocia con la
FIFA para obtener el derecho a luchar una "poppy" (amapola) el 11 de
noviembre en el Inglaterra-Escocia de Wembley.

Se
ha lanzado una petición para que la FIFA reconsidere su postura. La solicitud
está impulsada por un expiloto de la Royal Air Force y el miércoles por la
mañana había reunido casi 200.000 firmas.

En
2011, la FIFA ya dio marcha atrás y permitió a la selección inglesa lucir una
amapola y llevar un brazalete negro en un partido amistoso ante España.

En
los países de la Commonwealth es habitual lucir una amapola de papel en el
pecho en recuerdo a los soldados muertos o heridos en la guerra. La
"poppy" se conmemora a principios de octubre hasta el 11 de
noviembre, día del Armisticio de la Primera Guerra Mundial.

Temas relacionados: