Noviembre 4, 2016

‘Mano a mano’: 45 minutos con el ‘fenómeno’ Ronaldo en Bogotá

Son dos Copas del Mundo, dos Balones de Oro, dos Copas América, innumerables títulos con los siete equipos en los que jugó, 484 goles anotados en toda su carrera. Luiz Nazario de Lima, el ‘fenómeno' Ronaldo. Este jueves compartimos 45 minutos con, tal vez, el mejor delantero de la historia del fútbol y estas fueron nuestras sensaciones.

Llegó a Colombia y no pidió nada, no tiene exigencias y tampoco actúa como una estrella mundial, como la que es. Los artistas más grandes del planeta aceptan presentarse con una serie, muchas veces, innumerable de extravagancias. Pero Ronaldo, no. Lo único que siempre desea es orden y seguridad.

Es capaz de quedarse horas firmando autógrafos y tomándose fotos con pequeños y grandes, pero en el momento de ver una aglomeración desordenada de gente, se vuelve inquieto y le entra el afán de retirarse del escenario.

Sencillo, sonriente y pensador. Ronaldo no se apresura para responder las inquietudes de los periodistas. Mide sus palabras, organiza sus ideas y expone su punto de vista con sinceridad, sin intereses de por medio y sin buscar generar polémica.

Cuando entra en confianza, se sienta cómodo, se olvida de las decenas de cámaras que lo enfocan, las luces que le apuntan y se divierte. "Colombia tuvo una generación fantástica de futbolistas, me acuerdo de un 5-0 contra Argentina", le dijo a Javier Hernández Bonnet y a Hernán Peláez.

Pero también tuvo otra perla y fue cuando le preguntaron sobre James, el colombiano que hace historia en el Real Madrid, el mejor equipo del mundo, según él. Pide paciencia, asegura que la competencia es muy alta y que está haciendo las cosas bien. Pero también recordó al Rodríguez del Mundial de Brasil 2014 y pronunció sin una gota de ironía que "el gol de James en el Maracaná fue espectacular, una obra de arte", haciendo referencia al premio Puskás a mejor gol del 2014, el marcado contra Uruguay, que ningún colombiano debería olvidar.

Durante su carrera tuvo dos graves lesiones, de esas que una sola le puede poner fin a la trayectoria y fama a cualquier crack, pero se recuperó las dos veces y volvió más fuerte que antes. "La confianza volverá para Falcao, debe seguir adelante, con toda su pasión por el fútbol. La dedicación tiene que ser al 100 % para que esté bien físicamente y le deseo toda la suerte del mundo".

Debutó con Brasil en territorio colombiano, en el Suramericano Sub17; jugó su último partido oficial en el Manuel Murillo Toro, de Ibagué, contra Deportes Tolima; vistió las camisetas del Barcelona, Real Madrid, Inter y Milan, entre otras, y es querido por todo el mundo. Impuso la ‘bicicleta' entre las jugadas más efectivas en el fútbol y convirtió en moda el puntazo para definir. Se lesionó, se recuperó, cayó para volverse a levantar y hoy en día es merecidamente un referente mundial de talento, éxito y superación. ¡Gracias ‘fenómeno', vuelva pronto!