Noviembre 10, 2016

Barcelona otorgó a título póstumo máxima distinción a Johan Cruyff

"Johan recibe el
homenaje que se merece de manos de su ciudad", dijo el concejal de
deportes del ayuntamiento, David Escudé.

La medalla al mérito
deportivo fue entregada por la alcaldesa de la ciudad, la izquierdista Ada
Colau, al hijo de Cruyff, Jordi, quien también militó en el primer equipo del
‘barsa’.

Johan Cruyff, fallecido el
24 de marzo en Barcelona a los 68 años por un cáncer de pulmón, brilló como
delantero del club azulgrana, de 1973 a 1978.

Pero donde se destacó el
‘holandés volador’ fue como entrenador, cuando dejó una huella profunda en el
‘barsa’, con una filosofía de juego que todavía está vigente.

De su mano, el club catalán ganó
cuatro ligas consecutivas en 1990-1991, 1991-1992, 1992-1993 y 1993-1994 y
alcanzó en 1992 el primer título de campeón de Europa de su historia.

Más allá de las virtudes
deportivas de quien fue considerado como uno de los mejores futbolistas de la
historia, la ciudad reconoció su aportación a través de la Fundación Cruyff,
con sede en Barcelona, para la promoción del deporte entre los discapacitados.

"A esta tarea hay que
añadir su espíritu de superación" y haber hecho pública la enfermedad que
sufría para resaltar la lucha contra el cáncer, agregó la alcaldía en su portal
web.

Temas relacionados: