Noviembre 12, 2016

España goleó 4-0 a Macedonia, en la clasificación al Mundial de Rusia 2018

‘La roja’, que se desató en el último cuarto de hora de
partido, sigue así encabezando el grupo G de clasificación empatada a puntos
con Italia, que también se impuso este sábado a Liechtenstein por el mismo resultado.

España se adelantó en el marcador tras media hora de partido
cuando el defensa Darko Velkoski cabeceó a sus propias redes un centro al área
de Dani Carvajal en un ataque español al minuto 34.

Nada pudo hacer el portero Stole Dimitrievski, que tuvo que
salir en sustitución del titular Igor Aleksovski, que se lesionó en el
calentamiento.

En la segunda parte, Víctor Machín 'Vitolo' hizo el 2-0 con
un remate de cabeza a bocajarro a centro de David Silva al 63’ y en el último
cuarto de hora Nacho Monreal remató a gol un centro de Dani Carvajal durante el
minuto 84 y Aritz Aduriz hacía el cuarto con un disparo solo en el área
macedonia al 85’.

Hasta el primer gol, España había dominado el partido, pero
se estrellaba una y otra vez en la defensa macedonia con su línea de cinco
atrás a la que asistían los tres hombres de la medular.

La selección local, minada por las bajas, especialmente en
defensa, presionaba arriba buscando recuperar rápido el balón ante una
Macedonia, que tuvo las primeras ocasiones para adelantarse en el marcador al
aprovechar los pocos errores defensivos españoles.

Ya en el minuto 5, el propio Velkoski cabeceó a bocajarro en
el área pequeña un balón que le llegó rebotado, pero el arquero David de Gea
sacó una mano providencial.

Macedonia buscó sus oportunidades al contraataque intentando
llegar a Goran Pandev e Ilija Nestorovski, sus dos hombres de delante, y en las
acciones a balón parado para sacar provecho de su poderío aéreo.

En un saque de córner, Pandev apareció para cabecear un balón
que se fue fuera cerca del palo derecho de De Gea al minuto 20.

Frente a esta Macedonia tan bien plantada en el terreno de
juego, España fue fiel a su juego, tocando y buscando su oportunidad.

David Silva volvió a ser fundamental con sus penetraciones y
sus pases entre líneas a hombres como Álvaro Morata o Vitolo.

El jugador del Manchester City metió un buen balón a Morata
en el 25, pero el tiro del delantero del Real Madrid lo desvío bien el portero
macedonio.

Morata había tenido otra oportunidad poco antes con un tiro a
bocajarro que despejó Dimitrievski al 22’.

Con España volcada en busca del gol, llegó el tanto en propia
puerta de Velkovski, que traía tranquilidad a ‘la roja’ y con el que los
jugadores se fueron al descanso.

A la vuelta de la pausa, España mantuvo la posesión del
balón, que rondó el 75% durante la mayor parte del encuentro, pero siguió
teniendo dificultades para definir en los últimos metros, mientras Macedonia
tampoco renunció a intentar aprovechar sus escasas ocasiones.

Una de sus mejores ocasiones llegó en el 70’ cuando Enis
Bardhi soltó un disparo lejano que sacó de Gea volando a su escuadra.

Como en la primera parte, en España Silva siguió prodigado
sus entradas, en una de las cuales recibió de un balón de Sergio Busquets para centrar
al segundo palo, donde apareció Vitolo cabeceando a la red al 63’.

El 2-0 y el desgaste pasó factura a Macedonia, que pareció
desconcertarse lo que aprovechó España para volver a apretar.

En el último cuarto de hora, la Roja apretó de nuevo y llegaron
los dos últimos goles de Monreal y de Aduritz, que había entrado antes por
Morata para cerrar el partido.