Diciembre 7, 2016

Latinoamérica y su gran participación en el Mundial de Clubes

El Mundial de Clubes es un torneo que tradicionalmente tiene mucho acento español, aunque en los últimos años, con los éxitos de los clubes españoles y la exportación de jugadores latinoamericanos a todos los rincones del mundo, esa tendencia se ha acentuado.

Sólo con la presencia del ganador de la Copa Libertadores y la del campeón de la Concacaf (que siempre ha sido un equipo mexicano salvo en la primera edición con el Deportivo Saprissa costarricense) ya asegura una gran presencia de jugadores de Latinoamérica, pero, además los recientes éxitos de Barcelona y Real Madrid, con cinco presencias en los últimos seis 'Mundialitos' (3 y 2) han reforzado la presencia de representantes latinos, ya que los clubes españoles suelen tener una gran presencia de futbolistas del continente americano.

El Real Madrid, por ejemplo, se presentará en este Mundial de Clubes con tres brasileños (Marcelo, Casemiro y Danilo), un costarricense (Keylor Navas) y un colombiano (James Rodríguez), además de una base de 10 jugadores españoles.
Lógicamente, la presencia de jugadores latinos es mucho mayor aún en los dos representantes del continente.

El Atlético Nacional de Medellín afrontará el torneo con 23 latinos, de los que 19 son colombianos, dos argentinos (el delantero Ezequiel Rescaldani y el arquero Franco Armani), un panameño (el punta Roderick Miller) y un venezolano (el centrocampista Alejandro Guerra).

También el América tiene una plantilla que puede considerarse 100% latinoamericana, ya que aunque el defensa Ventura Alvarado juegue por Estados Unidos, sus padres son mexicanos tal como puede deducirse por su nombre.

El plantel de las 'Águilas' está formado por cuatro paraguayos (Miguel Samudio, Osvaldo Martínez, Pablo Aguilar y Bruno Valdez), tres argentinos (Paolo Goltz, Silvio Romero y Rubens Sambueza), dos ecuatorianos (Michael Arroyo y Álex Ibarra) y un colombiano (Darwin Quintero), además de 11 jugadores locales y un brasileño (William da Silva).

Pero la desaparición de las fronteras en el negocio futbolístico ha llevado en los últimos años a encontrar jugadores latinoamericanos casi en cualquier campeonato.

En esta edición, hasta el campeón africano Mamelodi Sundowns cuenta con el delantero Leonardo Castro (colombiano) y Ricardo Nascimiento, el único brasileño verdadero en un equipo sudafricano cuyo apodo es 'Los Brasileños' por vestir la misma indumentaria que la Seleçao.

En el vestuario del Auckland City neozelandés también se puede escuchar español desde que el catalán Ramón Tribulietx lo entrena (2010).

El argentino Emiliano Tade y el italo-mexicano Fabrizio Tavano se mantienen como dos de los puntales del equipo que ganó el bronce en el Mundial de 2014, así como el ahora capitán, el español Ángel Berlanga.

Tribulietx ha recuperado esta temporada al centrocampista Albert Riera, tras un paréntesis de tres años en el Wellington Phoenix y ha fichado al arquero Eñaut Zubikarai, durante muchos años en la Real Sociedad.


- Japón, tradicional importador de talento brasileño -

Asia siempre ha sido un mercado atractivo para los jugadores brasileños y con un participante japonés y uno surcoreano la presencia de futbolistas nacidos en el gigante sudamericano está garantizada.

El campeón continental, el Jeonbuk Hyundai, ha inscrito a dos brasileños: el delantero Eduardo Gonçalves 'Edu' y al centrocampista Leonardo Rodrigues, pieza fundamental en la consecución de la Champions asiática la anotar los dos tantos de la ida de la final ante el Al-Ain de Emiratos Árabes Unidos.

Por último, el equipo local, Kashima Antlers tiene también a dos jugadores brasileños, el defensa Wellington Bueno y el centrocampista Fabricio Dos Santos, aunque el técnico Masatada Ishi solo ha contado en los últimos partidos con el segundo y casi siempre desde el banquillo.