Julio 31, 2011

Cristian Zapata debutó con el Villarreal

Los españoles hicieron un muy buen partido, sobre todo en la primera parte, donde se mostraron muy superiores a su rival. El equipo de Juan Carlos Garrido evidenció un alto nivel de juego, sobre todo en los primeros cuarenta y cinco minutos. Con una gran aportación de jugadores como Borja Valero, Rossi y Cani, que rayaron a gran altura.

El Villarreal demostró en la primera parte que sigue siendo un equipo que mantiene intacta su idea de juego y jugadores de mucha calidad para aplicarla.

Así y tras la salida del equipo de un jugador clave como Santiago Cazorla, se habían generado ciertas dudas al respecto de cómo podía el equipo asimilar esta salida. Y por lo visto en esos primeros cuarenta y cinco, las cosas quedaron bastante claras, ya que los de Garrido, demostraron que siguen controlando el juego y lo más importante, contando con jugadores como Borja Valero, Cani y Rossi, que tienen un nivel muy alto.

Y es que desde el primer minuto los locales manejaron el balón y lo hicieron con mucho criterio y verticalidad. Ello propició que jugadores como Valero y Cani, jugaran cerca del área y con muchas opciones de combinar con un muy activo Rossi.

Así y sin cumplirse el primer cuarto de hora, y en una salida rápida al contragolpe, significaba el primer gol del partido. Fue Cani quien mandó un buen pase a Rossi, que no perdonó ante Marchetti en el mano a mano.

Este gol propició que llegaran los mejores minutos de los locales, con Valero y Cani, manejando el juego. Fruto de este dominio y de una buena presión en ataque, llegó el segundo gol.

Un buen robo de Senna habilitó a Cani que tras un primer remate parado por Marchetti, recogió el rechace y de cabeza a ras de suelo, puso el segundo en el marcador.

Tan solo una jugada aislada y un desajuste defensivo amarillo, propiciaron el gol del Lazio. Cisse recortó la ventaja en el marcador.

En la segunda parte, el Lazio salió con más ganas y con la intención de buscar la portería de César, que había sustituido a Diego López.

Pero tras dos llegadas de los italianos con peligro, fue el Villarreal el que volvió a controlar el juego. Con ello fue Cani, el que desde lejos a punto estuvo de sorprender a Marchetti y lograr el tercero.

Fueron lo minutos en los que apareció uno de los nuevos fichajes, como es Javier Camuñas. El madrileño se mostró activo y con ganas de agradar.

A pesar de ello el ritmo del encuentro, ya no era el de la primera parte. Los cambios y el cansancio, propiciaron un juego más lento y menos vistoso.

Por su parte los italianos, buscaron acercarse con la calidad de Klose y Cisse. Y un remate del alemán a punto estuvo de significar el empate, para su equipo.

Los locales subsistían sobre todo con un eléctrico Nilmar y que se mostró rápido al contragolpe. Pero fue Wakasso, el que sentenció el partido con un golazo. No se lo pensó y desde lejos enchufó un gran disparo a la misma escuadra de Marchetti, que solo pudo verla entrar. Fue el colofón a un buen partido del Villarreal, que sobre todo jugó una gran primera parte.

Ficha técnica:

3-Villarreal: Diego López (César Min. 46), Mario, Musacchio, Zapata (Gonzalo Min. 74), Joan Oriol, Marcos Senna (Camuñas Min.46), Bruno Soriano, Cani (Wakasso Min. 61), Borja Valero (Marchena Min.61), Rossi (Bordas Min.78), Marco Ruben (Nilmar Min.46).

1-Lazio: Marchetti, Biava, Dias, Radu, Mauri (Cavanda Min. 68), Hernanes, Matuzalem, Ledesma, Rado, Klose, Cisse.

Goles: 1-0. Min. 13. Rossi. 2-0. Min. 19. Cani. 2-1. Min. 45. Cisse. 3-1. Min.74. Wakasso.

Árbitro: Juan Martínez Munuera (Valenciano). Mostró amarilla a Dias y Biava.

 

Incidencias: Primer partido del Villarreal en el Madrigal, partido correspondiente a la duodécima edición del trofeo de la Cerámica. Unos 8.000 espectadores.

Temas relacionados: