Septiembre 25, 2011

Dos penaltis le dieron ‘Levante’ en la Liga española

Dos penaltis transformados por Rubén Suárez, uno en cada tiempo y un gran disparo de Barkero fueron el bagaje de los locales ante un rival que, con diez hombres, hizo el 2-1, pero no tuvo opciones para reaccionar al quedarse con nueve.

En los penaltis, Rubén eligió un palo para cada lanzamiento y aunque Cristian Álvarez se lanzó hacia el lugar correcto en ambas ocasiones, nada pudo hacer ante la precisión del disparo.

Fue, en cualquier caso, un encuentro parejo y de poca calidad, durante una primera hora, en el que a ambos equipos les faltó intensidad y en el que el Levante, a la contra, se sintió cómodo ante un rival que manejó el balón, pero que no creó peligro.

Luego el gol de Héctor Moreno sólo dio vida al Espanyol durante cuatro minutos, hasta que Barkero, con maestría, hizo el 3-1.

En el minuto 14, Rui Fonte cometió un penalti al derribar a Juanlu. Rubén hizo el 1-0 y a partir de entonces, el partido pasó a ser controlado territorialmente por el Espanyol, que manejó el balón y se aproximó a la meta de Munúa. Lo hizo con frecuencia, pero sin precisión.

El Levante tenía problemas para generar juego y limitaba sus acciones ofensivas al fútbol directo basado en los balones largos que Munúa enviaba hacia la posición de Koné.

Sin elaborar mucho su fútbol, el equipo valenciano dispuso de alguna ocasión de gol, ya que la defensa del Espanyol se mostró poco expeditiva y aunque el Levante llegaba poco a su portería, cuando se aproximaba, lo hacía con cierta facilidad.

Tras el descanso el Espanyol salió más metido en el partido ante un Levante espeso. El equipo visitante ponía el poco fútbol que se veía sobre el terreno de juego, ante un rival que no se aproximaba a la meta de Cristian Álvarez.

Sin embargo, como en el primer periodo y en una jugada aislada, llego el segundo penalti del encuentro. Amat vio la roja directa por derribar a Rubén, que volvió a lanzar y a marcar.

El Espanyol se dispuso a afrontar con un hombre menos la media hora final de un encuentro, con Forlín como central en el lugar de Amat, y con Javi Márquez y Pandiani como alternativas para que el equipo entrara en el partido.

El gol de Héctor Moreno pareció meter al Espanyol en el partido a un cuarto de hora del final, pero casi de inmediato un disparo colosal de Barkero supuso el 3-1 en la mejor acción del partido. Poco después, el visitante Pandiani vio la roja directa en una acción con Nano y el partido quedó resuelto.

En otro juego Mallorca derrotó 2-1 a la Real Sociedad y acabó con una mala racha de tres derrotas consecutivas en el torneo español.

Los goles del equipo de las Islas Baleares fueron anotados por Víctor Casadesús (20) y Gonzalo Castro (50), mientras que el descuento para el conjunto de San Sebastián fue obra de Imanol Agirretxe (15).

Temas relacionados: