Noviembre 7, 2011

Manzano necesitará más que charlas para motivar a un deprimido Atlético

El último fiasco en el Coliseum Alfonso Pérez, donde el equipo rojiblanco, a pesar de ganar 0-1 y tener un hombre más sobre el césped a la media hora, perdió por 3-2, marcó la vuelta al trabajo del Atlético, un equipo deprimido con su cuarta derrota en línea con 13 puntos de 33 posibles.

Quince minutos de charla en el vestuario, más breve que la pasada semana con el 3-0 encajado en San Mamés ante el Athletic de Bilbao, abrieron el entrenamiento en la Ciudad Deportiva de Majadahonda. Ya sobre el césped, los titulares repusieron fuerzas; los suplentes trabajaron con más intensidad sobre el terreno de juego.

El uruguayo Diego Godín, convocado por su selección y lesionado anoche en Getafe con un traumatismo en la cara exterior del muslo derecho, y Antonio López, que será sometido este martes a una limpieza articular en la rodilla derecha, no participaron en la sesión.

Tampoco lo hicieron los otros seis internacionales de la plantilla: el español sub-21 Jorge Resurrección, 'Koke', el belga Thibaut Courtois, el turco Arda Turan, el portugués Silvio Azevedo y los colombianos Luis Amaranto Perea y Radamel Falcao emprendieron rumbo a la concentración con sus respectivas selecciones.

El brasileño Paulo Assuncao, que este domingo fue baja de última hora en la convocatoria para el encuentro contra el Getafe, se entrenó al margen del grupo, mientras que José Antonio Reyes, ya recuperado del proceso gripal que le impidió jugar los dos últimos choques, trabajó con normalidad al mismo ritmo del grupo.

Mañana, martes, el equipo tomará rumbo a El Cairo ante el parón de la competición por los compromisos de selecciones nacionales. Allí permanecerá hasta el próximo viernes, una vez que el jueves disputará un partido amistoso frente al Zamalek.