Noviembre 9, 2011

Iniesta acerca a Barcelona a los octavos de final de la Copa del Rey

El Barça mostró gran actitud, pero no estuvo fino en los metros finales y sólo Iniesta, que da lo mismo marcar en la final de un Mundial, en Stamford Bridge como en la Feixa Llarga, pudo batir al meta Moragón.

El técnico Pep Guardiola colmó las peticiones del entrenador y del presidente de "l'Hospi" y alineó a varias de sus estrellas desde el inicio, como Xavi, Puyol, Cesc o Villa, además del manchego.

Para sorpresa general, el Barcelona no consiguió imponer su abismal teórica superioridad, y pese a tener las mejores ocasiones se encontró con un Hospitalet respondón y muy serio en defensa.

Los de Jordi Vinyals no renunciaron a las señas de identidad que les llevaron a encadenar seis triunfos consecutivos en la división de bronce, y que se resumen en mantener una presión alta en la faceta defensiva, y tratar de jugar el balón, sin rifar ni un solo balón.

Incluso pudieron adelantarse en el marcador cuando un error en la entrega de Maxwell, que devolvió el balón hacia su propia área sin mirar, fue interceptado por Haro, pero el jugador ribereño renunció a seguir la jugada al considerar que estaba en fuera de juego al escuchar un silbato. Una historia que se repite cuando Pinto actúa como portero del Barça.

A pesar de este paréntesis, el Barça tuvo las mejores oportunidades, pero ni Cesc, ni Keita, ni Villa, ni el joven debutante Tello, los más activos en el ataque azulgrana, lograron superar al inspirado meta local en los primeros compases del encuentro, hasta que Iniesta decidió que ya era suficiente.

El manchego, en una de las pocas concesiones que cedió la defensa, sacó un fuerte disparo que entró limpio por la escuadra izquierda de la portería. Un golazo que puso las cosas en su sitio.

En la reanudación, los de Guardiola mantuvieron el ritmo, guión y excelente actitud dentro del campo, pero el gol no llegó.

Villa buscó con insistencia un tanto que se le resiste desde hace cinco partidos, y Cesc pudo anotar el segundo en el minuto 65.

Una pared con el malí Seydou Keita dejó sólo al de Arenys dentro del área, pero su disparo colocado se perdió a la derecha de Moragón cuando lo tenía todo de frente para marcar.

Guardiola hizo debutar a Rafinha, el hermano de Thiago Alcántara, y junto a Tello el vigésimo canterano de la era Pep, y el Barça trató de cerrar el partido.

Sin embargo, el que despertó fue el Hospitalet por medio de Adai, que con un fuerte remate tras una buena jugada colectiva hizo lucir a Pinto cuando el público de la Feixa Llarga ya cantaba el empate.

El ‘Hospi' ha soñado hasta el final con la igualada, aunque de bien seguro que esta derrota por la mínima dejó satisfecho a los locales.

Con esta victoria, el conjunto azulgrana deja prácticamente sentenciada la eliminatoria, que se resolverá en el Camp Nou el 21 o el 22 de diciembre, justo después del Mundial de Clubes que el Barça debe afrontar en Japón.

Ficha técnica:

L'Hospitalet: Moragón; Peque, Lucas Viale, Manu Viale, Mousa; Pol Llonch (Ángel Sánchez, m.67), Manel, Haro, Toni Vela, Sergio Cirio (Adai, m.46) y David Prats (Pedraza, m.46).

Barcelona: Pinto; Dos Santos, Fontàs, Puyol, Maxwell; Keita, Xavi, Iniesta (Busquets, m.63); Cesc (Rafinha, m.76), Villa y Tello.

Gol: 0-1, m.42: Iniesta

Árbitro: Carlos Del Cerro Grande, del colegio madrileño. Amonestó por parte de l'Hospitalet a Lucas Viale (m.38).

Incidencias: Partido de ida de los dieciseisavos de final disputado en el Nou Municipal de L'Hospitalet, ante unos 2.500 espectadores. Los jugadores locales lucieron bigote como parte de una campaña de sensibilización contra el cáncer de próstata.

Temas relacionados: