Noviembre 20, 2011

Athletic le volvió a ganar al Sevilla en el Pizjuán después de 18 años

Sevilla, por su parte, sigue a la deriva con cinco jornadas sin ganar, con dos derrotas consecutivas como local y ya muy alejado de los puestos de la Liga de Campeones, que era el objetivo marcado para esta campaña.

Salió el Sevilla con una alineación que bien podría ser la de gala después de varias semanas ausentes por lesión el malí Frederic Kanouté, Álvaro Negredo y el argentino Diego Perotti, y pareció que el Athletic, para frenar este presumible poder ofensivo del rival, saltó al terreno con tres jugadores en el centro de la defensa, Mikel San José, Javi Martínez y Jon Aurtenetxe.

Pero fue el conjunto vizcaíno el que, en contra de lo que podría señalar su disposición táctica, abrió el marcador en su primera aproximación al área local.

Un rechace de Negredo tras un saque de falta hizo que el balón le llegara a Andoni Iraola, quien, sin pensárselo, remató desde lejos, fuerte, por bajo y ajustado a la cepa del poste e imposible a la estirada de Javi Varas.

El Sevilla, como en las últimas jornadas, estuvo impreciso en el pase, perdió mucho el balón y jugó a remolque del rival, aunque Jesús Navas no perdonó en un despiste en las marcas de la defensa visitante y estableció el empate con un preciso remate cruzado.

Los del argentino Marcelo Bielsa no se descentraron con el tanto encajado y maniataron perfectamente las evoluciones de los sevillistas, hasta el punto de que fueron los que dominaron y gozaron de buenas ocasiones para adelantarse otra vez.

El internacional Fernando Llorente fue siempre un verdadero peligro entre los inseguros centrales sevillistas, y el centro del campo bilbaíno también estuvo siempre por encima del local, aunque el Sevilla, a impulsos aislados, intentó sacudirse su inseguridad para, al menos, equilibrar el choque, lo que le valió para irse al descanso con el empate.

Muchas cosas tuvo que corregir Marcelino García Toral en los vestuarios para que la segunda parte fuera otra y pareció que sus jugadores despertaron, porque se vio más presión del polaco Piotr Trochowski y del argentino Federico Fazio en el centro del campo.

El Athletic, con más problemas pero sin perder su ambición de llevarse la victoria, no desperdició ninguna ocasión para irse al ataque y mover bien balón hasta encontrar los huecos.

El encuentro estuvo abierto, de ida y vuelta y sin que ningún equipo encontrara la fórmula de dominar con autoridad, aunque el central bosnio Emir Spahic salvó bajo la portería que el adversario consiguiera el segundo.

Un error del propio Spahic en el pase, sin embargo, propició pocos minutos después que Óscar De Marcos sí pusiera el 1-2 y las cosas muy complicadas para la formación andaluza, que no encontró los recursos para poner en apuros al meta Gorka Iraizoz.

El conjunto vasco, muy seguro ya de sus posibilidades, movió el balón con soltura e incluso buscó el tercer tanto para sentenciar el partido ante el despiste general del adversario.

El hecho de que ese tercer gol visitante no llegara dejó algo de esperanzas al Sevilla para formar un empate en los últimos minutos, pero no hubo nunca ideas claras para conseguirlo.

En Gijón, el Getafe se puso arriba con un gol de Miku Fedor a los 35, cuando el venezolano recibió en el pico izquierdo del área, superó a Iván Hernández con un habilidoso túnel y batió al arquero de tiro cruzado.

Pero los visitantes sufrieron el empate al filo del descanso, cuando un tiro de esquina mal despejado por el arquero Miguel Moyá cayó a pies del argentino Oscar Trejo, que remató al gol.

El segundo tiempo fue de claro color local, especialmente tras la expulsión del getafense Abdel Barrada por doble amarilla a los 61, y los rojiblancos consiguieron la remontada al filo del final, cuando Nacho Novo remató de cabeza un apurado rechazo de Moyá a los 89.

Osasuna y Rayo Vallecano aburrieron en Pamplona, donde los visitantes gozaron de la mejor ocasión: un disparo de Lass Bangoura a los 70 que rozó el travesaño.

En Gijón, el Sporting venció 2-1 al Getafe que se puso arriba con un gol de Miku Fedor a los 35, cuando el venezolano recibió en el pico izquierdo del área, superó a Iván Hernández con un habilidoso túnel y batió al arquero de tiro cruzado.

Pero los visitantes sufrieron el empate al filo del descanso, cuando un tiro de esquina mal despejado por el arquero Miguel Moyá cayó a pies del argentino Oscar Trejo, que remató al gol.

El segundo tiempo fue de claro color local, especialmente tras la expulsión del getafense Abdel Barrada por doble amarilla a los 61, y los rojiblancos consiguieron la remontada al filo del final, cuando Nacho Novo remató de cabeza un apurado rechazo de Moyá a los 89.

Osasuna y Rayo Vallecano aburrieron con el 0-0 en Pamplona, donde los visitantes gozaron de la mejor ocasión: un disparo de Lass Bangoura a los 70 que rozó el travesaño.

Temas relacionados: