Diciembre 19, 2011

David Villa, ya operado, se ilusiona con final de Champions y Eurocopa

Los médicos Ramón Cugat y Ricard Pruna, que este lunes operaron de la tibia al futbolista, confirmaron el tiempo estimado de baja y desvelaron que el jugador se encuentra "ilusionado" por poder estar en el tramo final de la temporada, con la final de la Liga de Campeones y la Eurocopa como principales metas.

"Él (Villa) está ilusionado para la final de la Champions y de la Eurocopa, él lo quiere todo, y es lógico", explicó el doctor Cugat, que sin embargo dijo que el tiempo de recuperación para llegar a estas citas es "justo", y que dependerá de la evolución de la recuperación.

Villa fue intervenido este lunes en la tarde por el equipo del doctor Cugat y el doctor Pruna. Se le practicaron una osteosíntesis con un clavo endomedular, y estará 3 o 4 días ingresado en el Hospital Quirón.

"La intervención fue perfecta, y 35 minutos después el jugador estaba enviando mensajes a sus compañeros y estaba riendo con su mujer", señaló Pruna, que ensalzó el buen estado de ánimo del asturiano, una de los factores claves para que el período de recuperación disminuya.

Pruna señaló que Villa empezó a notar las primeras molestias en la tibia durante el mes de mayo, y que remitieron al finalizar la temporada para volver a aparecer en el mes de septiembre, cuando se detectó una fractura por estrés en la tibia.

Al ser informado el jugador, las opciones planteadas por los médicos eran realizar una operación preventiva con el mismo período de recuperación estimado (4-5 meses) o seguir jugando con estas molestias "menores", con el riesgo de que se pudiera romper en alguna acción (como ocurrió finalmente en Japón), ya que este tipo de lesión no se puede curar sin pasar por el quirófano.

"Nadie se ha querido operar de forma preventiva. En esto manda el paciente, no el médico", manifestó el doctor Cugat, haciendo referencia a todos sus años de experiencia en este campo.

Otro de los detalles que se desvelaron en esta rueda de prensa en el Camp Nou es que fue el propio David Villa el que pidió ser trasladado desde Japón a Barcelona para operarse, pese a los riesgos que habían en un traslado de este tipo.

Pruna comentó que Villa tuvo "una actitud francamente positiva", y que eso es "el inicio de una buena rehabilitación y recuperación".

Asimismo, Cugat explicó que la única preocupación del delantero internacional era "no ver el quirófano", y que el jugador "no se ha enterado de nada" de la operación.

Villa estará entre 3 y 4 días ingresado y empezará con la recuperación, haciendo movimientos, de la pierna y el tobillo, y en cinco semanas se le sacarán los clavos con vistas a que se consolide el hueso y se forme el callo.