Diciembre 23, 2011

Fábregas quería llegar a Barcelona para ser entrenado por Guardiola

Si renovará el técnico con Barcelona "solo lo sabe él, pero lo veo supermotivado, no deja que nadie se relaje y siempre esté a tope. Siempre ha sido mi sueño jugar en el Barça y desde pequeño era un orgullo decir que era jugador de este club. Y una de las razones por las que uno quiere jugar en el Barça es por Pep", ha dicho el jugador catalán.

En un acto de presentación en la capital catalana de sus nuevas botas Puma Powercat 1.12, Fábregas explicó que el técnico de Santpedor "saca lo mejor de los jugadores y en estos meses he aprendido una barbaridad".

"Para el club y el barcelonismo va a ser muy importante que se quede cuantos más años posible. Los jugadores jugamos bien, pero él es quien hace funcionar la maquinaria", opinó.

Acompañado por un dicharachero Papa Noel y un grupo de niños que pudo estar cerca de su ídolo por un rato, Cesc se refirió también al sorteo de Copa del Rey que los emparejó con el Osasuna, en octavos de final.

"Es un rival complicado. La vuelta será en Pamplona, es de las salidas más difíciles del año y ellos darán lo máximo en la Copa, una de esas competiciones donde los equipos más quieren llegar al final y siempre hay sorpresa", advirtió. "Tenemos que estar preparados".

En todo caso, se rehusó a pensar que ese enfrentamiento será similar al de este año en Liga, donde los azulgrana les endosaron ocho goles, ya que "ahora están arriba en la tabla y aquel resultado no refleja la temporada que Osasuna está haciendo".

Pero el sorteo también deparó que, de pasar sus eliminatorias, Barça y Real Madrid se encontrarán en cuartos de final. "Al Madrid, por supuesto, cuando más tarde te lo encuentres mejor. Es el equipo siempre a batir", recordó.

Un máximo rival al que Cesc también se refirió al hablar sobre las palabras del técnico blanco José Mourinho, quien calificó de "partidillos" el Mundial de Clubes alzado por los azulgrana.
"Si hubiéramos perdido hubiera sido la debacle del Fútbol Club Barcelona", ha ironizado. "No lo considero así porque es lo que te hace llevar durante una temporada el escudo de campeón del mundo y ese prestigio no te lo quita nadie. Si fueron dos partidillos es porque los jugamos bien".

Ya hablando acerca de sus primeros meses en el Camp Nou, Cesc recordó que "había un sector de la afición que no estaba a favor de mi fichaje y sabía que tenía que trabajar el doble para demostrar a la gente que merezco jugar en este equipo".

"El hambre que tienen, el querer jugar al fútbol, cada entrenamiento es una pasada y la verdad es que los admiro muchísimo", dijo sobre sus compañeros, unos elogios que ha extendido a Guardiola. "Nunca me habían explicado las cosas de una manera tan expresiva como lo hace el míster".

Una filosofía que resumió en "la ambición en los partidos, da igual quien sea, no hay rival pequeño y hay que ir a tope. Cuando llevas el escudo del Barça en la camiseta hay que darlo todo. La mentalidad de este entrenador es digna de admirar"

Y puestos a elegir qué título pediría por Navidad, afirmó que "es difícil, pero la Champions es la más bonita y una de esas cosas que más ilusión tengo de ganar", especialmente tras la "espina clavada" de la final perdida en Roma, precisamente ante el Barça.

Por último, respecto a si podría ser una de las opciones en la selección para suplir el hueco del lesionado Villa, Cesc ha sido tajante: "Es cosa del técnico. Espero hacer una buena temporada y que todo me pueda ayudar a participar más y jugar más minutos con la Selección. Pero sigo pensando que David va a llegar perfecto a la eurocopa y nos va a ayudar en el mes de junio".

Temas relacionados: