Enero 11, 2012

El Reyno de Navarra no será impedimento para el Barcelona

"Me consta que hará mucho frío, pero tenemos una buena ventaja e intentaremos adaptarnos y gestionarla bien", manifestó Guardiola quien, en cualquier caso, dejó claro que sus jugadores no irán a defender el resultado "sino a ganar el partido".

Para cumplir con este objetivo, el técnico del conjunto azulgrana espera que su equipo mejore sus prestaciones como visitante. "Fuera de casa no tenemos números de campeón. Hay que ser más ambiciosos", subrayó.

Pese al contundente resultado de la ida (4-0), Guardiola recuerda que "la Copa es especial", que Osasuna "tiene virtudes que todos conocéis" y que la obligación de su equipo es "pensar que todavía hay trabajo que hacer para pasar a cuartos".

El Barça viaja a Navarra sin Alves, baja por unas pequeñas molestias en el sóleo; Iniesta, al que Guardiola le dio descanso; Keita, concentrado con Malí para disputar la Copa de África, y Maxwell, que está a punto de fichar por el París Saint Germain.

Guardiola ha dado por perdido al lateral brasileño: "Max nos vino a ver y nos dijo que tenía una oferta del PSG que le gustaría aceptar, y ya sabéis que yo nunca pongo ningún impedimento al jugador que se quiere ir, si llega a un acuerdo con el club".

El joven centrocampista del filial Sergi Roberto ocupa esta vez la plaza de Keita en la convocatoria. En otros partidos, el elegido para reforzar la medular del primer equipo es Jonathan dos Santos.

Guardiola adelantó que, en principio, no subirá a nadie del B para ocupar la vacante que el maliense dejará en la primera plantilla durante casi un mes.

"Iremos subiendo a jugadores del filial en función de cómo estén. Eso no quiere decir que, más adelante, decidamos incorporar a alguno al primer equipo. (Issac) Cuenca es un buen ejemplo: vino, nos convenció y se ha quedado", ha comentado al respecto.

El preparador del Barcelona no quiso hablar sobre el más que probable cruce de cuartos con el Real Madrid ni tampoco sobre su renovación y eludió polemizar con el entrenador de Osasuna, José Luis Mendilibar, quien hoy bromeo sobre la posibilidad de que el Barça no se presentara al partido por la niebla.

Eso sí, justificó su decisión de no criticar los errores arbitrales que últimamente sufrió el equipo, como el penalti no señalado por Turienzo Álvarez en el tiempo añadido del derbi contra el Espanyol.

"¿Para qué me tengo que quejar de los árbitros? ¿Qué gano quejándome? ¿Me dan los puntos? ¿Los penaltis? Además, a veces nos favorecen", concluyó.

Temas relacionados: