Enero 22, 2012

Real Madrid pasó por encima del Athletic y mantuvo al Barcelona a raya

Los otros tantos del Real Madrid fueron anotados por Marcelo y José Callejón, mientras que Fernando Llorente marcó el descuento para el Bilbao.

Con temor a posibles daños colaterales del varapalo copero en el 'clásico' y bajo sospecha la estabilidad después de hacerse públicas ciertas desavenencias en el vestuario, el Real Madrid aguardó la visita del Athletic, uno de los equipos de moda del fútbol español. Impulsado por la propuesta futbolística de su técnico, el argentino Marcelo Bielsa, en el Bernabéu por primera vez.

Mourinho revolucionó su once. Distanciado del conservadurismo extremo del miércoles copero, tiró de una propuesta fuera de uso. ¿'Jugones'?, pues 'jugones'.
Sin volante de contención, el Real Madrid se plantó, de inicio, con Xabi Alonso, el alemán Mesut Ozil, el brasileño Kaká y Esteban Granero. Hasta hace poco irrelevante en la plantilla blanca, el madrileño fue la gran apuesta del preparador luso, que dejó en el banco, a pesar de estar lesionado el alemán Sami Khedira, a Lass Diarra.

Alertado por el peligro rival, Mourinho buscó el 'anti Llorente'. Encontró al francés Raphael Varane. Centímetros, porvenir y poco más, quedó a menudo en evidencia ante la rapidez en las transiciones del equipo bilbaíno. Especialmente en la primera mitad. Después creció.

El Athletic es fiel a las ideas impuestas por su preparador. Siempre el balón jugado. Llegada al área blanca con varios futbolistas, con diferentes opciones.

Así fue como abrió el marcador. Con una entrada de Javi Martínez por la banda derecha. Un centro hacia el corazón del área, por donde pasaba, desde atrás, Llorente, que batió a Casillas.

Iker Muniaín alertó sobre el segundo, con una acción individual que rechazó Casillas y que no aprovechó Óscar De Marcos.

Tres tiros de Esteban Granero, sin problemas para Iraizoz, y uno alto hacia la nada de Karim Benzema fueron el bagaje ofensivo del Madrid hasta el minuto 25, cuando llegó el tanto de Marcelo, en una acción de pases y centros con Ozil y Benzema y, sobre todo, empeño del lateral, que llegó solo ante el meta vasco.

El Athletic, entre Ander Herrera y De Marcos, dejó en evidencia a la zaga blanca. Pero fue Llorente el que llegó sólo ante Iker. Tiró con la izquierda, excesivamente desviado.

El Real Madrid empezó con ventaja la vuelta de vestuarios. En su mejor jugada de ataque, Iturraspe agarró por el pantalón a Kaká dentro del área y Ronaldo transformó el penalti. Sonrió el luso tras marcar el gol.

El panorama cambiaba. En el aire la capacidad de reacción del Athletic, con la necesidad de marcar. De entrada, adelantó líneas y su presión fue mayor. Asumió valiente el riesgo. Aun a sabiendas del peligro a la contra del Madrid.

Bielsa tiró de Gaizka Toquero e Ibai Gómez como primera medida. Dos delanteros. Pero apenas dio tiempo a comprobar su efecto. Un contraataque blanco manejado entre Ozil y Benzema supuso un penalti al alemán, aunque la jugada terminó en gol, y en expulsión de De Marcos. Ronaldo volvió a transformar y a firmar la sentencia.

José Callejón redondeó la cuenta en plena agitación de la grada. Cerró un centro de Higuaín y silenció las protestas de la mayoría de la afición, que rechazó significativamente el ánimo a Jose Mourinho del fondo sur.

Ficha técnica:

4 - Real Madrid: Iker: Arbeloa, Ramos, Varane, Marcelo; Granero (Lass, m.73), Xabi, Özil; Kaká (Callejón, m.78), Cristiano y Benzema (Higuaín, m.67).

1 - Athletic: Iraizoz; Iraola, Javi Martinez, San Jose, Amorebieta (Ibai, m.61); Iturraspe, Herrera, De Marcos; Susaeta (Iñigo Pérez, m.67), Llorente (Toquero, m.61) y Muniain.

Goles: 0-1, m.13: Llorente; 1-1, m.25: Marcelo. 2-1, m.47: Ronaldo, de penalti. 3-1, m.67: Ronaldo, de penalti. 4-1, m.85: Callejón.

Árbitro: Antonio Miguel Mateu Lahoz, del Comité Valenciano. Expulsó a De Marcos (m.67), a Ronaldo (m.29), a Sergio Ramos (m.56)

Incidencias: encuentro de la primera jornada, aplazada en su día, de Primera División, disputado en el estadio Santiago Bernabeu ante unos 75.000 espectadores.