Febrero 10, 2012

"Estamos en una situación límite y solo sirve un resultado": Guardiola

Al Barça le esperan temperaturas bajo cero y un campo helado, y Guardiola sabe que su equipo deberá "minimizar los errores y adaptarse lo mejor posible" a las circunstancias del encuentro si quiere llevarse los tres puntos.

El defensa azulgrana Gerard Piqué dijo este jueves que iban a hacer todo lo posible para que el Real Madrid tuviese que defender con uñas y dientes los siete puntos que tiene de ventaja y que seguramente la Liga se les iba a hacer muy larga.

"Igual es a nosotros a los que se nos hace eterna si ellos se escapan aún más", señalo Guardiola, que calificó el de Pamplona como "uno de los desplazamientos más complicados" que le queda al Barcelona de aquí a final de temporada.

Lo afrontará sin Sergio Busquets, quien aún no se recuperó del profundo corte (quince puntos de sutura) que sufrió en la rodilla derecha en el encuentro de Liga ante la Real Sociedad.

"A Busquets no me lo llevo, porque aún no está bien. La herida aún no cicatrizó, le duele al correr y, de jugar, habría riesgo de que la herida se abriera y lo perderíamos por dos o tres semanas", explicó.

El técnico del conjunto catalán quiere que sus hombres olviden cuanto antes la Copa del Rey para centrarse en la Liga. "Ha sido un mes muy duro, por los rivales terribles a los que nos hemos enfrentado y, una vez logrado el objetivo, la Copa ya está olvidada. Nos reengancharemos a ella la semana de la final", manifestó.

Sobre el escenario de esa final ante el Athletic Club, el preparador azulgrana cree que la federación debería elegir "un campo neutral" y por eso no es partidario de que el club ofrezca como sede el Camp Nou: "A mí no me gustaría jugar en San Mamés. Entiendo que sería una ventaja para ellos".

Vería con buenos ojos el Bernabéu, "un estadio ideal por su gran aforo", pero también entiende "las reticencias del Madrid, si las hay, a cederlo".

Tras alcanzar la cuarta final de la temporada, Pep Guardiola hizo un balance muy positivo de lo que va de campaña. "Hace quince días era el peor año de la era Pep y ahora dicen que es el mejor", ha ironizado.

A continuación se puso serio para analizar la temporada más en profundidad: "Solo hemos perdido un partido, pero me hubiera gustado perder alguno más y empatar un poco menos para estar más cerca del líder. En cualquier caso, hemos ganado tres títulos, hemos jugado muy buenos partidos y, en los que no hemos estado a tan buen nivel hemos sido competitivos".

Por último, el técnico del Barcelona quiso restar trascendencia a la polémica que sucitaron los guiñoles de Canal Plus Francia, al relacionar al deporte español con el dopaje en varios de sus episodios.

"Es un tema sensible, pero al final es un programa de sátira y nos lo tenemos que tomar con un poquito de distancia y no darle más importancia", concluyó.