Abril 21, 2012

Así fue la actuación de los protagonistas del superclásico español

Así jugó el Barcelona

Valdés: Una salida confusa en un saque de esquina originó el primer gol del Madrid. Fue un mero espectador, también en los goles de un rival que apenas le exigió en un par de ocasiones.

Puyol: El otro azulgrana que salió retratado en la foto del primer tanto blanco. Encomendada la sufrida misión de pelear contra Cristiano, al final fue Khedira quien le acabó robando la cartera.

Mascherano: Su notable actuación se empañó cuando Cristiano le ganó la espalda en el segundo gol de los locales. Sudó para corregir los huecos de sus compañeros con la defensa de tres.

Adriano : Confirmó la línea ascendente de los últimos partidos. Fino atrás, anuló a Di María por completo.

Busquets: Fue amonestado al cuarto de hora, pero la amarilla no le pesó. Sostuvo al Barça en los momentos de mayor incertidumbre en el primer tiempo. Y fueron muchos.

Thiago: La sorpresa por su titularidad se quedó en eso. El partido le vino grande desde el inicio. Despistado, sin chispa.

Iniesta: Desubicado en el doble pivote avanzado de Guardiola, la chistera del "mago de Fuentealbilla" se quedó sin trucos en esta ocasión. Sin imaginación.

Xavi: Otro gran ausente. Su partido fue un calco de Iniesta. Su substitución en el segundo tiempo, marchándose pateando el banquillo, resumió el partido impotente del Barça.

Alves: Quiso llegar a todo y al final se quedó en nada. Hiperactivo pero estéril, su aportación como extremo fue nula. Acabó como lateral.

Messi: Bajo la lluvia en el Camp Nou deambulaba Leo, cabizbajo y solitario. Trató de conectar con sus compañeros, pocas veces con éxito. Tan "falso nueve" que ni siquiera disparó a puerta.

Tello: La inesperada apuesta de Pep para desmontar a Arbeloa no acabó de carburar, aunque fue el más punzante de un Barça sin zarpas. La ocasión de su vida la mandó a las nubes.

Alexis: Suplió a Xavi y el primer balón que tocó fue gol. Le inyectó fuerza y esperanza al Barça durante unos minutos, los que tardó el Madrid en volver a desequilibrar el encuentro.

Pedro: Guardiola le introdujo por Adriano para reactivar el ataque, pero no era el día de su equipo ni esta es su temporada.

Cesc: La incertidumbre del Barça ya era generalizada cuando entró por Tello. Testimonial.

Así jugó el Real Madrid

Casillas: El guardameta madridista no pudo hacer nada en el gol de Alexis Sánchez, tras una buena intervención a disparo de Tello. Más allá del tanto azulgrana, no tuvo mucho más trabajo en una noche plácida.

Arbeloa: Aguantó el duelo con Tello, un extremo mucho más veloz que él, pero al que superó por su experiencia. No se complicó al sacar el balón.

Pepe: Saltó más que nadie para ganar la acción en el córner del gol de Khedira. En defensa fue un coloso junto a su compañero Ramos, y cedieron muy pocos espacios.

Sergio Ramos: Un equipo que deja a Leo Messi prácticamente sin chutar a puerta merece un reconocimiento. Gran parte de la culpa fue de Ramos, que lo bordó en el trabajo defensivo.

Coentrao: Fue el centro de atención de todas las críticas en Munich tras la derrota ante el Bayern, y pasó con nota el examen del Camp Nou. Alves no le superó en ninguna ocasión.

Khedira: Inesperado goleador de la noche al aprovechar un rechace de Valdés en un córner y la indecisión de Puyol, un tanto que abrió el partido y dio tranquilidad al Madrid.

Xabi Alonso: Con el apoyo de Khedira desconectó el poblado centro del campo azulgrana, donde se fabrica el juego del Barça. No pudo colaborar en la creación, pero fue clave para abortar los cerebros de Guardiola.
Özil: La asistencia a Cristiano vale un clásico. Tuvo la visión para dejar sólo al portugués con un pase de genio justo cuando el Barça había empatado. Mourinho le cambió en los minutos finales por Callejón.

Di María: No apareció ni brilló en su mejor especialidad, el desborde y la velocidad, principalmente porque se desgastó en tareas defensivas, donde cumplió hasta que fue sustituido por Granero.

Cristiano Ronaldo: Los grandes cracks aparecen en los momentos clave. Su gol al minuto de empatar el Barça le pone la liga en bandeja al Madrid, en una acción en que mostró todo su potencial, velocidad y efectividad. Le ganó la partida a Messi.

Benzema: La referencia en ataque del Real Madrid. Estuvo muy solo arriba y bregó con todos. Algo individualista en los contraataques cuando el Madrid tenía el partido donde quería.

Granero: Salió para dar mayor consistencia defensiva al equipo, y lo logró, aunque fuera con dureza.

Callejón : Tres minutos para dar descanso Özil, tener una ocasión clara que se fue al cielo, y formar parte del equipo que acabó con 5 años de sequía del Real Madrid en liga en el Camp Nou.

Higuaín: Sustituyó a Benzema en el descuento y sólo tuvo tiempo de celebrar la victoria.

Temas relacionados: