Abril 24, 2012

Pep Guardiola se reunirá con Sandro Rosell para definir su futuro en Barcelona

En la rueda de prensa posterior al encuentro ante el Chelsea, Guardiola explicó que mantendrá un encuentro con Rosell para tomar una decisión "que sea la mejor para la institución".

El contrato de Guardiola con el Barcelona expira el 30 de junio. Si Guardiola renueva cumplirá su quinta temporada al frente del equipo azulgrana, al que llegó en el verano de 2008. Desde entonces, el Barcelona vivió su etapa más gloriosa con la consecución de trece títulos sobre dieciséis posibles.

"Hablaré de todo, de la situación y entonces tomaremos la decisión. Porque ahora evidentemente ya toca", afirmó el técnico catalán.

Respecto a la eliminación de su equipo, Guardiola explicó que les dijo a sus jugadores que "el fútbol está muy agradecido por su actuación, hicieron una gran eliminatoria. No hubo una eliminatoria en que hayamos hecho tanto para pasar a una semifinal. Pero no fue suficiente y es lo que cuenta. Algo habremos hecho mal", admitió.

"Siento una tristeza inmensa", añadió el preparador. "Siento que hemos fallado, que hemos hecho todo para conseguirlo, pero que hemos fallado.

En todo caso, destacó el "trabajo" que su equipo realizó para llegar hasta aquí. "Al año hay una posibilidad, en la que ganas o hay un momento que te eliminan. Hemos hecho dos buenos partidos, pero no fue suficiente. Nos hemos ganado el mérito por nuestra forma de jugar".

"Tengo la sensación que a veces al fútbol no se le puede llevar la contraria del juego. Creo que este año no tocaba. Ganamos una Champions con un gol en el minuto 93 de Andrés (Iniesta) por la escuadra, o el de Pedro en la Intercontinental en el minuto 94, pero este año no tocaba".

A su juicio, "la gente vio que no nos hemos dejado nada. Incluso con diez, con seis tíos en el área y tres por delante, que es muy complicado. Les dije a mis jugadores que al final pasaríamos la eliminatoria por una jugada ilógica, irracional. Y el 2-1 nos hizo un poco de daño psicológico", relató.

Así, felicitó al Chelsea por su clasificación, e invitó a sus hombres a "mirar hacia adelante", con la final de Copa del Rey ahora en el punto de mira.

"No sé si es la noche más triste. No lo sé, no sé muy bien lo que siento. Miro al equipo para decirle qué hicieron mal y no lo encuentro", afirmó, defendiendo sobre todo el trabajo de Messi.

"Hemos llegado gracias a este chico, nada más que agradecerle lo que llegó hacer. Mi admiración es insuperable, por su atrevimiento, su coraje. Es un ejemplo de competitividad, por cómo nos arrastra para ser mejores", señaló Guardiola.

"No tengo ni una duda que pasará unas horas malas porque él sabe de su competitividad. Pero es lo bonito de este deporte, que tiene estas cosas. Ahora toca aceptar que otro equipo irá a Múnich y prepararnos para el año que viene. No siempre se puede ganar".

Temas relacionados: