Mayo 23, 2012

Con once ‘soldados’ Bielsa intentará cambiar pronósticos a favor del Barcelona

Los once "soldados" de Bielsa son Iraizoz; Iraola, Javi Martínez, Amorebieta, Aurtenetxe; Iturraspe, De Marcos, Herrera; Susaeta, Muniain y Llorente.

"Quiere soldados con ilusión y dispuestos a darlo todo". Así desveló hace unos días Iker Muniain la expresión utilizada por el entrenador argentino en una charla de motivación para levantar la moral de los suyos tras el varapalo ante el Atlético de Madrid (0-3) en la final de la Liga Europa hace dos semanas en Bucarest.

El equipo conformado por el estratega argentino llegó a dos finales y llamó la atención con un juego dinámico, combinativo y extraordinariamente ofensivo.

Un equipo que empieza por Gorka Iraizoz (Pamplona, 1981), un meta que no acaba de ganarse el cariño de la afición rojiblanca, acostumbrada a porteros de leyenda como Iribar o Zubizarreta.

Por delante, Iraola (Usurbil/Guipuzcoa, 1982; internacional absoluto), Javi Martínez (Estella/Navarra, 1988; internacional absoluto y campeón del mundo), Fernando Amorebieta (Cantaura/Venezuela, 1985; internacional absoluto por la "Vinotinto!") y Jon Aurtenetxe (Amorebieta/Vizcaya, 1992; campeón de Europa sub'19) conforman una línea defensiva que, por momentos, se encuentra exuberante, aunque falló en la final de la Europa League.

Han destacado especialmente Javi Martínez, espléndido en su nuevo puesto de central, y Amorebieta dentro del trípode defensivo que completa Aurtenetxe y tiene como misión principal sostener al equipo cuando no tiene el balón.

El medio campo, entero de la generación del 89 y casi inédito en el Athletic en campañas anteriores, es el gran hallazgo de Marcelo Bielsa.

Lo conformaron dos jugadores sin apenas protagonismo en años anteriores, Iturraspe (Abadiño/Bizkaia, 1989; internacional olímpico) y Óscar de Marcos (Laguardia/Araba, 1989; internacional olímpico); y el único fichaje rojiblanco de la temporada, Herrera (Bilbao, 1989, internacional olímpico y campeón de Europa sub'21).

Es Iturraspe la pieza clave en el trabajo de presión y también el futbolista por el que empieza a fluir el juego de combinación que propone el técnico de Rosario.

De Marcos impactó tanto por sus constantes rupturas y desmarques que hasta se llegó a especular con una posible participación en la Eurocopa.

Herrera, el jugador más creativo del ataque bilbaíno, ya fue pieza clave en la España campeona de Europa sub'21 y apunta a lo mismo para los Juegos Olímpicos de Londres, donde los de Luis Milla aspiran al oro.

En ataque están las grandes estrellas del Athletic. Iker Muniain (Pamplona, 1992; internacional absoluto y campeón de Europa sub'21) ya está, sin haber cumplido los 20 años, en los planes de Del Bosque, al quien le gusta mucho su capacidad de desborde, atrevimiento y personalidad sobre el terreno de juego.

No obstante, Fernando Llorente (Pamplona, 1985; internacional absoluto y campeón del mundo) es la pieza clave del Athletic de Bielsa. Es el encargado del gol y el que protege a sus compañeros con su 1,95 metros de estatura.

De los mejores en el juego aéreo, los 29 goles que suma Llorente este año son el mejor ejemplo de lo que supone para un equipo al que le faltan futbolistas con buena definición.

Markel Susaeta (Eibar/Gipuzkoa, 1987) completa el once y es quizás el jugador más mimado por Bielsa, entusiasmado de su velocidad, despliegue y habilidad, aunque no tanto de sus decisiones en los momentos definitivos. Que haya jugado los 62 partidos que disputó su equipo este curso habla por sí solo de lo que representa para su técnico y para un equipo que marcó 94 goles. Él firmó 13.

Temas relacionados: