Mayo 23, 2012

Lionel Messi quiere la Copa del Rey: el Vicente Calderón lo espera

 

Leo Messi marcó nueve en el estadio del Atlético de Madrid. Ocho vestido de azulgrana y otro con la albiceleste. En Liga, en Copa y hasta en un amistoso de selecciones. De falta, de penalti o de jugada. De uno en uno, de dos en dos y hasta de tres en tres.

Hace cinco años desde que Messi anotó por primera vez en el Calderón. Fue en la Liga, el 20 de mayo de 2007, en un Atlético de Madrid-Barcelona que acabó con goleada azulgrana (0-6). El 'crack' de Rosario abrió el marcador y luego hizo el quinto de la noche. Aquella victoria permitiría al Barcelona de Rijkaard seguir optando a una Liga que se escaparía en la última jornada.

Año y medio después, la tarde de Reyes de 2009, Messi protagonizaría la actuación más memorable que se le recuerda en el Calderón, en la ida de los octavos de final de la Copa del Rey. 1-3 para el Barcelona con un triplete descomunal de Leo, que acabaría ovacionado por el público colchonero.

El 1 de marzo de 2009, los azulgranas volverían a visitar al Atlético, esta vez en la Liga. El '10' del Barça marcaría el 0-2, pero el conjunto madrileño acabaría remontando en una segunda parte de locos un partido que tenía perdido.

Messi también visitó el Vicente Calderón el 14 de noviembre de 2009, esta vez con la Argentina de Maradona, que perdió un amistoso contra España por 2-1, con un gol suyo desde el punto de penalti.

La temporada siguiente, el azulgrana volvió a marcar en la victoria de su equipo en la Liga (1-2, 19 de septiembre de 2010). Messi abrió el marcador y acabó retirándose lesionado por una durísima entrada del defensa checo Tomas Ujfalusi al tobillo del argentino en la recta final de partido.

El último tanto de Leo en el Calderón fue esta temporada, el 26 de febrero de 2011. Un golazo de falta, que cogió desprevenido al belga Thibaut Courtois y que otorgó la victoria al Barcelona (1-2) en el último suspiro.

Messi, 72 goles con el Barcelona esta temporada, desea cerrar el curso y marcharse de vacaciones, marcando en otra final, esta vez en uno de sus estadios favoritos.

La 'Pulga' lleva quince tantos en finales con Guardiola dirigiéndole desde el banquillo, incluyendo las que se disputan a doble partido: 2 en la Liga de Campeones, 1 en la Copa del Rey, 3 en el Mundial de Clubes, 3 en la Supercopa de Europa y 6 en la Supercopa de España. Es, por tanto, un seguro de vida en las citas decisivas, en los encuentros donde su equipo se juega levantar un título.

La Copa es, sin embargo, donde menos se prodiga. 19 goles en 32 partidos, una media de 0,59 tantos por encuentro, inferior, por ejemplo, a la efectividad que demuestra en la Liga (0,79) o en Champions (0,75).

En la final de 2009, también ante el Athletic Club, Leo marcó el tercero de los cuatro (4-1) que hicieron los azulgranas. El año pasado, en cambio, no pudo batir a Iker Casillas en la final ante el Real Madrid.

Para colmo, su antagonista, Cristiano Ronaldo, dio el título al conjunto blanco en la prórroga. Y Messi acabó llorando desconsolado en el vestuario por haber perdido su primera final en cuatro años.

El 25 de mayo tiene una cuenta pendiente con este torneo. Una espina clavada que piensa quitarse ante el conjunto de Bielsa. 72 goles le parecen pocos y, con permiso del Athletic, no piensa acabar entre sollozos el último partido de la era Guardiola.

 

Temas relacionados: