Mayo 26, 2012

Así festejó Barcelona en el Camp Nou el título de la Copa del Rey

El FC Barcelona celebró este sábado con sus aficionados en el Camp Nou la consecución de la Copa del Rey que logró en Madrid contra el Athletic Club, en un acto sencillo y sin casi parlamentos de los futbolistas, con la asistencia también de la plana directiva en el palco de honor. 

La fiesta arrancó con diversos grupos musicales que habían estado amenizado la llegada de los aficionados, que en un número aproximado de 30.000 se acercaron al Camp Nou para celebrar con todos sus jugadores el decimocuarto título de la era de Josep Guardiola, quien hace cuatro años se hizo con las riendas de la entidad.

Fue el penúltimo acto de Guardiola y el FC Barcelona esta temporada, a la espera de que este domingo por la tarde muchos de sus futbolistas participen en un acto benéfico organizado por el canal TV3 para recaudar fondos contra la pobreza. Será en el Palau Sant Jordi, donde participarán en un encuentro de fútbol sala.

El trofeo de la Copa del Rey entró en el Camp Nou en la camilla sanitaria y escoltada por media docenas de niños de los equipos base del FC Barcelona, mientras que el mítico locutor del estadio, Manel Vich, dio entrada con una voz rota y afónica a los cuatro capitanes, quienes han aparecido cada uno de ellos en una esquina del campo, mientras éste estaba a oscuras.

Carles Puyol, Xavi Hernández, Víctor Valdés y Andrés Iniesta fueron los encargados de introducir una nueva parte de la fiesta con un pequeño parlamento, el único que se pronunció en toda la noche, lo que llegó a molestar a los seguidores, quienes al final de la fiesta silbaron mientras todo el equipo ya se recogía hacia los vestuarios.

"Cuando estamos en el campo, para nosotros son fundamentales y sentiros cerca nos da la fuerza; son nuestro motor", proclamó Iniesta, mientras que Valdés dijo: "Afición, socio, seguidor azulgrana: hoy es un día muy importante. Por eso, queremos agradeceros vuestro apoyo".

"Me gustaría agradecer en nombre de todo el equipo todo el apoyo que nos han dado. Muchas gracias. Son la mejor afición del mundo", sentenció Xavi, y finalmente Carles Puyol cerró así el corto parlamento: "Somos muy afortunados, porque todos llevamos el sentimiento azulgrana en el corazón y esto es muy importante. Ahora somos nosotros los que nos ponemos en pie para aplaudir. Gracias por estar. Gracias por ser como son".

Posteriormente, todos los jugadores salieron uno a uno al campo por orden descendiente de numeración: Fontàs, Cuenca, Adriano, Afellay, Pedro, Sergio, Keita, Mascherano, Pinto, Thiago, Messi, Alexis Sánchez, Iniesta, Villa, Xavi, Puyol, Cesc Fàbregas, Piqué, Alves y Víctor Valdés, además de cinco jóvenes del filial, y con mención especial a Eric Abidal, quien no estuvo en la fiesta tras ser sometido a un trasplante de hígado.

Josep Guardiola, a punto de ser ya ex técnico de Barcelona, y su sustituto, Francesc 'Tito' Vilanova, fueron los últimos en aparecer en el césped ante una gran ovación.
El pequeño homenaje concluyó con un castillo de fuegos artificiales y una foto de familia enfundados todos ellos en una camiseta conmemorativa, y junto a las cuatro copas que obtuvo el Barcelona esta temporada: Supercopas de España y Europa, Mundial de clubes y Copa del Rey.

Finalizado ello, Carles Puyol y Xavi Hernández alzaron la Copa del Rey y con todos sus compañeros dieron la vuelta de honor al campo, con una estampa sorprendente en la que Josep Guardiola y el joven Thiago Alcántara la dieron abrazados mientas conversaban, con un joven italo-brasileño con un semblante emocionado por la marcha de quien le dio la oportunidad para ser profesional en el Barça.

Temas relacionados: