Junio 23, 2012

Roberto Soldado continuará en el Valencia hasta el 2017

El anuncio de la ampliación de un contrato que acababa en 2014 hecho público este sábado llegó en el momento en el que el jugador se prepara para iniciar su tercera temporada como valencianista, tras dos años en los que marcó 52 goles con su club.

La parte negativa del actual momento del jugador se centra en que el registro no le bastó para disputar la Eurocopa con la selección española, ya que no entró finalmente en la lista definitiva.

Quizá ese fue el único disgusto serio que se llevó en los dos últimos años, ya que en su club se convirtió en una referencia desde el primer momento.

Los goles marcados, su personalidad sobre el terreno de juego y su capacidad de liderazgo le llevaron a compartir la capitanía del equipo con otro jugador valenciano, David Albelda, que lleva catorce campañas en el equipo.

El "9" del actual Valencia llegó al equipo en un momento en el que las dificultades económicas provocaron la salida de la entidad de algunos de sus jugadores más emblemáticos,, tal y como ocurrió, entre otros, con David Villa, David Silva y Juan Mata, todos ellos campeones del Mundo con la camiseta del club valenciano.

Con la posibilidad de que Jordi Alba, actualmente en la Eurocopa, abandone la entidad en los próximos días y de que su compañero en ataque, el delantero Aritz Aduriz, se marche al Athletic de Bilbao, el protagonismo de Soldado va a crecer exponencialmente.

Cuando surgieron rumores que le abrían las puertas del Valencia, Soldado siempre manifestó que su deseo era permanecer en el club y en la ciudad, tras haber completado su carrera hasta el momento en las categorías inferiores y el primer equipo del Real Madrid, el Osasuna y el Getafe.

Aunque sus registros goleadores superan la media de un gol cada dos partidos, es cierto, que los tantos de Soldado llegaron por rachas. Prueba de ello son los varios "hat tricks" que acumula.

Soldado fue capaz de marcar en varias ocasiones durante muchas jornadas consecutivas, para luego atravesar rachas en las que el gol no llegó. En esos momentos es cuando peor lo pasa, ya que en los momentos en los que marca demuestra su felicidad sobre el terreno de juego.

Suyo es un registro nunca alcanzado por un jugador del Valencia, ya que es el único futbolista de la historia del club que marcó cuatro goles en un mismo partido de Liga fuera de Mestalla. Lo logró en la Liga 2010-2011 en un encuentro en el que marcó todos los goles de su equipo, que ganó en Getafe por 2-4.

El presidente del Valencia, Manuel Llorente, justificó la ampliación del contrato en su "fantástico rendimiento", pero también en "su implicación, sus ganas de hacer más grande al Valencia y su carácter ganador".

El máximo goleador del Valencia en las dos últimas campañas llegó con el objetivo de que la afición superara el trauma que había supuesto la marcha de David Villa.

Para ello, Soldado puso de su parte dieciocho goles en su primera Liga y diecisiete en la última: un total de 35 goles a los que añadió otros diecisiete en estos dos años repartidos entre la Copa del Rey y las competiciones europeas.

Desde el punto de vista clasificatorio, las cosas también le han ido bien, ya que el Valencia es tercero en la Liga en las dos temporadas por detrás de los inalcanzables Barcelona y Real Madrid, por lo que desde su llegada al club siempre disputó la liga de Campeones.