Junio 28, 2012

Jordi Alba es el primer fichaje de la era Vilanova en el Barcelona

El acuerdo con Alba, de 23 años, formado en la cantera del Barcelona, está supeditado a una revisión médica que se realizará la próxima semana, una vez finalice su participación en la Eurocopa de selecciones.

Se trata del primer fichaje del Barcelona con vistas a la próxima temporada y desde que Francesc 'Tito' Vilanova se hizo cargo del equipo.

Los servicios técnicos del Barcelona tienen previsto cerrar la plantilla con vistas a la próxima temporada con la contratación de un defensa central.

Las bases de la contratación se pusieron al término de la temporada y todo apuntaba a que la misma se iba a cerrar antes del inicio de la Eurocopa por la posibilidad de que se pudiera encarecer la operación.

El precio de salida era 15 millones de euros, pero el club catalán intentó rebajar la misma a base de una cantidad de variables. Sin embargo, al final la operación no registra este concepto y el precio final es de 14 millones fijos.

La llegada de Alba permitirá a Vilanova disponer de un futbolista con perfil ofensivo por la banda derecha que equilibre el juego por la banda donde luce Daniel Alves.

Desde la enfermedad de Eric Abidal, cuyo futuro como futbolista está en el aire, el Barça tuvo que improvisar en el lateral izquierdo. Pep Guardiola utilizó incluso al capitán Carles Puyol en esta zona, en la que se desperdició durante muchos partidos a Adriano Correia.

Alba es rápido y técnico. Capaz de jugar como lateral zurdo, pero también como extremo. Se formó en La Masia del Barça durante siete años, entre 1998 y 2005, en una etapa en la que jugaba habitualmente de mediapunta.

Tras ser descartado por el Barcelona, el futbolista pasó a jugar en las filas del UE Cornellà y de allí, al Valencia, donde ayudó al filial a subir en Segunda B. Posteriormente fue cedido al Nástic de Tarragona.

En el verano de 2009, Alba se hizo con un puesto en el primer equipo del Valencia, entrenado por Unai Emery. En las últimas tres temporadas jugó 74 partidos de Liga y en la presente Eurocopa se convirtió en un jugador básico en los esquemas de Vicente del Bosque, así como una de las sensaciones del torneo.