Julio 11, 2012

Barcelona está ‘cabreado’ por el indulto a José Mourinho

El presidente de la Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, decidió tomar una medida de gracia que afecta al técnico blanco, y también a Tito Vilanova, ahora primer entrenador del conjunto azulgrana. Ambos fueron suspendidos con dos y un partido, respectivamente, tras los incidentes de la pasada Supercopa de España, en la que el madridista metió el dedo en el ojo al barcelonista, que replicó con un pescozón.

El secretario y portavoz del Barcelona, Toni Freixa, aseguró este miércoles que el club azulgrana está "cabreado" por la anulación de la sanción al técnico del Real Madrid, Jose Mourinho, una decisión que considera "grave para el fútbol español", y aunque insistió en que no se entrará en ninguna "guerra", tampoco descartó acudir a la vía judicial.

"Estamos cabreados. Lo que decidió la Federación no nos gusta y entendemos que es grave para el fútbol español ofrecer esta imagen. Seguro que un ciudadano francés o inglés, cuando se entere, no nos hace quedar bien", lamentó Freixa en rueda de prensa en el Camp Nou.

El secretario de la junta enfatizó que el Barcelona desea "conciliar esta reacción con el hecho de creer que es posible mejorar", sin entrar "en una guerra que no sabemos dónde nos lleva, y al final nos estaríamos peleando con el regulador, que tiene más poder en el fútbol español que nosotros".

"Lo que hacemos es invitar a mejorar el fútbol español. Todos tenemos en la cabeza episodios recientes y, por parte nuestra, no quedará que vuelvan a suceder", dijo el dirigente.

Así, Freixa aseveró que el Barça pedirá "la creación de un grupo de trabajo para adoptar las medidas necesarias para que se regulen estas medidas de gracia que no están contenidas en los estatutos y mejorar la composición de comités y el régimen disciplinario".

A pesar de reiterar varias veces que la línea del Barcelona será siempre "constructiva", insinuó que, en casi de no obtener una "respuesta satisfactoria", la entidad catalana se podría plantear "otras actuaciones", sin descartar incluso la vía judicial.

"Tenemos derecho a esa vía para defendernos, pero ya dijimos que no es nuestro planteamiento de base para mejorar las cosas. No nos planteamos nada más. Es evidente que si al final no nos dejan ninguna opción más, el Barça tiene los recursos que el ordenamiento jurídico ofrece", afirmó Freixa.

El portavoz azulgrana reconoció, por otra parte, que el Barça se planteó denunciar la agresión de Mourinho tras la acción, pero "se maduró la decisión con el vestuario y se entendió que era mejor no entrar en ningún guerra, y el propio agredido (Tito Vilanova) así lo manifestó, por eso no se actuó".

Además, se ha mostrado en desacuerdo con que se compare la medida de gracia de Mourinho con la del cierre del Camp Nou tras en el partido de la Copa del Rey que se negó a jugar contra el Atlético de Madrid.

"Es falso. Quien diga eso miente. Porque lo que se produjo fue una reforma estatutaria para los casos de cierre", señaló el portavoz, quien añadió: "Es conveniente que si alguien comenta algo lo haga con fundamento. No fue un indulto. Nunca al Barcelona se le indultó por una agresión, como cometió el entrenador del Real Madrid".

Por último, Freixa confirmó que el resultado del pasado ejercicio "es mejor del que se había presupuestado", con una cifra de superávit de "poco más de esos 40 millones de euros".

También explicó que la próxima asamblea general de socios está programada para el fin de semana del 22 y 23 de setiembre, coincidiendo con la jornada de Liga contra el Granada.