Agosto 12, 2012

Real Madrid y Barcelona, duelo de gigantes en una Liga en crisis

Se echará de menos a Pep Guardiola. Su saber estar. Sus apuestas por un fútbol que deslumbró y dejó escrita la etapa más gloriosa del Barcelona, con la extraordinaria ayuda de Leo Messi. Tito Vilanova, su segundo, toma el relevo. Inicia su pulso con José Mourinho, que acabó el pasado curso como gran triunfador al derrumbar el reinado azulgrana en la Liga.

Tras varios tropiezos encontró el camino. Descartó planteamientos defensivos y miró a la cara a su rival. Le jugó de tú a tú. El triunfo del Camp Nou fue la sentencia del campeonato y el paso en firme que el Real Madrid necesitaba. Con Cristiano Ronaldo como estrella máxima, conquistó una Liga a ritmo de récord. Alcanzó los cien puntos por primera vez en la historia y estableció un nuevo registro goleador, 121 tantos.

La continuidad es la nota dominante en la 'casa blanca'. A la espera de resolver a última hora el 'culebrón Luka Modric', ni un solo fichaje ha llegado para Mourinho. Su interés de reforzar el lateral derecho se desvaneció por las altas pretensiones económicas del brasileño Maicon y el trabajo ha sido mayor en las salidas que en las nuevas contrataciones.

El mayor mérito ha sido mantener a jugadores que tenían en su mente marcharse. Es el caso del argentino Gonzalo Higuaín, que volverá a ser importante tras meditar su adiós. Otros, como el brasileño Kaká siguen siendo una incógnita. Mourinho le comunicó su papel de secundario para empujarle a marcharse, pero ningún club llega con una oferta en firme por él.

El Barcelona quiere recuperar el mando. Después de conquistar tres Ligas consecutivas cedió, pero perder la última no le ha empujado al cambio de juego. Un solo fichaje de momento, por la necesidad de reforzar el lateral izquierdo ante la situación de Eric Abidal.

El elegido fue el futbolista revelación de la Eurocopa 2012: Jordi Alba. Catorce millones de euros (17,2 millones de dólares) al Valencia. El único gasto de los grandes que muestra la situación actual del fútbol español. La crisis que vive el país también afecta al fútbol y la Liga está muy lejos del gasto de sus competidoras. Inglaterra, Francia, Italia y hasta competiciones menores como la turca, mueven más dinero que la española en traspasos para esta temporada.

Con el pulso por el título reducido a dos equipos, la sorpresa sería que la tercera vía entrase en la pelea. El Valencia se ha consolidado en esa posición. Y una nueva temporada vende a uno de sus pilares, como ya hizo con David Villa, David Silva o Juan Mata, y con el dinero ingresado por Jordi Alba se rehace con un equipo renovado que sueña con títulos.

La llegada del argentino Fernando Gago, el mexicano Andrés Guardado, el portugués Joao Pereira o el canario Jonathan Viera son argumentos para optar a dar el salto, con un cambio en el mando tras el adiós de Unai Emery y la llegada de Mauricio Pellegrino.

En Málaga también soñaban con disfrutar de su época dorada, pero en un año ha pasado de los fichajes millonarios a las ventas forzadas. De la misma forma que el jeque Abdullah Bin Nasser Al-Thani llenó de ilusión una ciudad, ahora la inunda de preocupación. Una nueva inversión extranjera en un club encaminada a un mal final.

Con plaza para la Liga de Campeones por primera vez en su historia, en vez de retocar el proyecto se ha desvanecido. Obligado a vender a Santi Cazorla al Arsenal por menos dinero del que pagó hace un año al Villarreal para saldar otras deudas. También traspasó a su goleador, el venezolano José Salomón Rondón al Rubín Kazán ruso. El futuro del club es incierto y la previa europea (ante el Panathinaikos griego) tendrá mucho que decir.

En esa lucha por Europa aparecerá nuevamente el Atlético de Madrid del 'Cholo' Simeone. El técnico que cambió su imagen en unos meses de éxito para acabar conquistando la Liga Europa. Perdida la magia del brasileño Diego, la llegada del argentino 'Cata Díaz', el uruguayo 'Cebolla' Rodríguez, Emre o el regreso de Raúl García, consolidan un proyecto liderado por el colombiano Radamel Falcao para una afición ilusionada con la aparición de una nueva perla en la cantera: Oliver Torres.

El Athletic Club, superado el huracán veraniego con Marcelo Bielsa, tras una gran temporada que acabó fundido para perder sus finales, busca mejorar con fichajes que no pidió el argentino, como Ismael López y Aritz Aduriz. Y el Sevilla con el objetivo de regresar a la zona europea tras completar el peor año de la última década. Con Míchel dirigiendo la nave desde el inicio y un equipo al que ha cambiado la cara a base de fichajes.

La gran sorpresa del pasado curso, el Levante, asume el reto de mantener el nivel más alto que jamás ofreció. Aspirando a estar por encima de la zona ancha del medio de la tabla, que es cada vez mayor. Equipos como Getafe, Espanyol, Mallorca, Real Sociedad, que ha logrado mantener al mexicano Carlos Vela, Real Betis, que ha incorporado al costarricense Joel Campbell, Osasuna, Granada, que ha recuperado al chileno Fabían Orellana, y Rayo Vallecano la integran.

Busca más tranquilidad tras el milagro de la salvación el Real Zaragoza, con otro equipo totalmente renovado que Marcelino García Toral quiere hacer mejorar tras mantenerle con vida. Y el regreso a la Liga BBVA de históricos, como Deportivo de la Coruña, con el colombiano Abel Aguilar, y Celta, con el argentino Augusto Fernández, ponen el acento gallego a la Primera división.

Con ellos subió otro clásico en la elite, el Real Valladolid, que en manos del serbio Miroslav Djukic no quiere ser un 'equipo ascensor'.

Temas relacionados: