Octubre 5, 2012

Barcelona vs. Real Madrid: 11 historias del 'Superclásico'


1. ¡Hagan sus apuestas!
Según las casas de apuestas en Internet, el Barcelona es el favorito: el triunfo del equipo de Tito Vilanova tiene una cotización media de
1,85 a uno, mientras la victoria del Real Madrid en el Camp Nou cotiza a 4
euros , incluso llegando a los 5 a uno. El empate está pagando 3,70 euros por euro apostado. Lo curioso es que el resultado más apostado es el 1-1, que se paga 7,5 euros a uno. Le sigue el 2-1 a
favor de los azulgranas, que está 8 a uno y después el 1-0, también
favorable a los de Vilanova, que tiene una cuota media de 9,5 a uno.


2. El antecedente:
la Supercopa: El 29 de agosto pasado se vieron por última vez y el triunfo fue merengue. El Real se llevó la Supercopa de España tras vencer 2-1 en el Santiago Bernabéu, lo que sumado a la derrota 2-3 en el Camp Nou, y gracias a esos dos goles como visitante, le dio la corona a los merengues.


3. La revancha de Tito:
Tito Vilanova, que se estrenó oficialmente
como técnico del Barcelona con el 5-1 de la primera fecha de la Liga
sobre Real Sociedad, enfrentará su primer clásico de Liga como DT
culé tras perder la Supercopa por diferencia de gol. Eso sí, salvo el tropiezo copero con el Real, la campaña de Vilanova es espectacular: seis victorias en Liga y dos triunfos en la fase de grupos de la Champions League, con lo que es el único equipo de Europa que ha ganado todos los partidos disputados de las dos competiciones.


4. Messi vs. CR7:
los dos llegan a este duelo con seis goles en la Liga, y curiosamente no encabezan la tabla de goleadores, lugar que ocupa el samario Falcao García. Cristiano llega al clásico en racha: ha marcado cinco goles en los últimos cinco clásicos, y entre semana se dio el lujo de marcarle una tripleta al Ajax en Holanda. Messi le hizo gol al Real en los dos partidos de la Supercopa, pero antes de eso duró cuatro partidos consecutivos sin anotarle a una de sus víctimas favoritas (15 goles en 21 partidos)


5. El nacimiento de la rivalidad:
El primer clásico data de 1902,
exactamente el 13 de mayo en una de las
semifinales de la Copa del Rey Alfonso XIII. Ese día el Barcelona se
impuso por 3-1 y el segundo duelo, en 1906 también favoreció a los culés
por 5-2 en un amistoso. Sin embargo, el recelo regional se convirtió en
enemistad perpetua entre los dos equipos en la semifinal de la Copa de
1916: se tuvieron que jugar cuatro partidos para dirimir la igualdad y
en el cuarto, en medio de un escándalo arbitral, los jugadores del
Barcelona se retiraron del campo cuando perdían 4-2. El asunto, por
supuesto, pasó a la prensa. En Cataluña se
criticó la corrupción de Madrid y en la capital se señaló que los
catalanes son antideportivos... así comenzó todo.


6. Real Madrid no es bienvenido:
El 18 de julio de 1936 comenzó la Guerra Civil Española en el sur del
país, llegando pronto hasta la capital. Debido a esto los jugadores y
dirigentes del Real Madrid decidieron escapar y
solicitarles a las autoridades del campeonato catalán que los dejaran
participar en ese torneo regional.
Todos los clubes de la región estuvieron de acuerdo pues eso le daría
más nivel al fútbol de Cataluña, y todo estaba dado para que el Real
Madrid hiciera parte de un torneo con Espanyol, Sadabell,
Gerona, Granollers y Badalona... pero el Barcelona le dijo no a su eterno rival,
que el 21 de junio le había ganado la final de la Copa por 2 a 1.
Ante el rechazo, el club merengue debió disolverse y muchos de sus jugadores
escaparon del país y de la guerra, entre ellos el mítico Ricardo Zamora.


7. El año de los 5-0:
El 8 de enero de 1994 es uno de los días más felices del barcelonismo.
Esa noche el 'Dream team' de Cruyff aplastó al Madrid con un memorable
5-0 en el que Romario se robó el show humillando a placer a Alkorta y
anotando tres goles espectaculares. Fue una paliza en todos los
sentidos. Lo curioso es que meses después, ya en la Liga 1994-95, el Real
Madrid devolvió favores en su casa y le pasó por encima al súper equipo
de Romario, Stoichkov, Koeman, Guardiola y compañía. Fue otro 5-0, pero
esta vez el crack fue Iván Zamorano, autor del triplete del equipo que
entonces dirigía Jorge Valdano.


8. La humillación merengue en 2009:
El 2009 es el mejor año en
toda la historia del Barcelona y, por
supuesto, una maldición para el Real Madrid. No sólo porque ese año su
eterno rival se convirtió en el primer club de la historia que logró los
seis títulos que disputó (Liga, Copa, Champions, Supercopa de España,
Supercopa de Europa, Mundial de Clubes), sino porque en el remate de la
Liga el merengue vivió su peor humillación. El 2 de mayo se enfrentaron
en Madrid los dos aspirantes al
título. El fútbol del equipo de Pep Guardiola era encantador con Messi,
Xavi, Eto'o e Iniesta dando cátedra, pero la furia del Madrid le había
permitido lograr 17 victorias en línea que le daban aún derecho a
soñar... pero el resultado final fue un categórico 2-6, la peor goleada
en
casa del Madrid ante el Barcelona
, con doblete de Henry y Messi, más
goles de Puyol y Piqué. Los descuentos de Higuáin y Ramos no fueron
suficiente.


9. El mejor y el peor:
Mejor resultado del Barcelona como local:
7-2 (Liga 1950-51). Mejor resultado del Real Madrid visitando a su
rival: 1-5 (Liga 1962-63).


10. Las estadísticas:
Incluyendo todas las competiciones (Liga,
Copa, Supercopa, Champions e incluso ese inventio llamado Copa de la
Liga), van 221 partidos, con 88 victorias para Real Madrid, 87 para el
Barcelona y 46 empates. Los blancos han anotado 372 goles y los
catalanes 360. El resultado más repetido en Barcelona ha sido el 1-0: van 9 hasta ahora.


11. El clásico de la política:
el de este domingo será tal vez el clásico con mayor carga política de la historia reciente. Cataluña se encuentra en pleno debate sobre su independencia de España y el Barcelona ya manifestó que está a favor de ella, lo que ha generado un debate sobre qué pasaría con el club y la Liga si éste ya no perteneciera a ella. Como ingrediente extra, el Camp Nou estará pintado totalmente con los colores de la senyera, la bandera autonómica de los catalanes que recuerda los colores del ya desaparecido Reino de Aragón.