Agosto 29, 2012

Choque de trenes en el vestuario del Real Madrid

En el entrenamiento matinal del lunes poco se habló de táctica en Valdebebas, el complejo deportivo de entrenamiento del equipo madridista. Recriminaciones de actitudes, egos y hasta jugadores privilegiados por el técnico fueron las manzanas de la discordia en la sesión de entrenamiento.

El entrenador del Real Madrid, José Mourinho, citó a sus jugadores y cuerpo técnico en un salón de Valdebebas. Ya en la reunión, Mourinho fue el primero en acusar a sus jugadores de "desconcentración", para luego señalarlos de "estar endiosados", según recoge el diario El País de Madrid en su portal web.

Acto seguido, los capitanes del equipo, Iker Casillas y Sergio Ramos, tomaron la palabra. Según testigos, el portero le habría replicado a su entrenador que "el primero que tiene que hacer autocrítica eres tú por lo que haces dentro y fuera del campo", criticando la postura de Mourinho de acusar el juego modesto de su equipo en los tres partidos anteriores en público, y no en privado.

Pero Sergio Ramos fue más allá. El segundo capitán del Madrid reconoció que "hay momentos en los partidos en que cometes errores y yo tuve la desgracia de que el mío acabó en gol (el 1-1 frente al Getafe, acción en la debía marcar a Valera). Pero el jueves, en Barcelona, en el gol de Pedro, hubo errores defensivos y tú (Mourinho), en vez de señalar al compañero que había fallado, hiciste lo correcto y acusaste al juez de línea. ¿Por qué a mí me vendiste? ¿Por qué a unos les proteges y a otros siempre les acusas en público?", refiriéndose concretamente a Fabio Coentrao, quien fue tácticamente responsable del citado gol de Pedro.