Septiembre 3, 2012

Kaká sabe que en cualquier momento tendrá su chance con Real Madrid

"Vivo una nueva etapa y estoy feliz por eso. Voy a seguir haciendo mi trabajo y mi motivación es buscar la confianza del entrenador (José Mourinho) para jugar con continuidad", dijo el futbolista brasileño.

"Por mi parte, lo que puedo hacer es entrenar por la mañana y por la tarde. Hacer lo que es de mi competencia, porque en una temporada tan larga seguro que voy a tener mi oportunidad", comentó.

El brasileño dijo que es una motivación saber que el Real Madrid cuenta con él y añadió que espera estar preparado cuando llegue su momento: "Tengo ilusión por verme jugando y disfrutando del fútbol en el Bernabéu", manifestó durante la presentación de las botas de fútbol Adidas Predator Lethal Zones.

El centrocampista brasileño habló sobre el ghanés Michael Essien y el croata Luka Modric, los dos refuerzos del Real Madrid para esta temporada, y señaló que su llegada genera "una competencia grande".

"Los dos son grandísimos jugadores y ambos generan en el grupo una competencia grande y positiva. Son necesarios porque vamos a necesitar cambios y ya hemos visto los últimos años que lo más importante es el grupo", cenfesó.

Kaká recordó la victoria de la semana pasada ante el Barcelona en la Supercopa de España, que supuso que el trofeo fuera a parar a las vitrinas madridistas.

"Ganar la Supercopa fue una demostración importante de que vamos a luchar por todos los títulos esta temporada, y más ante un adversario grande a nivel nacional e internacional", señaló el brasileño, que se mostró con especiales ganas de lograr la Liga de Campeones esta campaña.

"Nos ha tocado un grupo muy fuerte (Ajax, Manchester City y Borussia Dortmund), pero eso es bueno. La Liga de Campeones es la competición más importante, los madridistas tienen muchas ganas de lograr la 'décima' y empezar así de fuerte en la fase de grupos hace que estés más fuerte", aseguró.

Finalmente, Kaká expresó su deseo por jugar el próximo Mundial de 2014, que se disputará en su país, Brasil, y reconoció que estar disponible para la competición será "una motivación" para estos dos años.

"Es una motivación y un sueño. Llevo tres mundiales jugados y el cuarto en mi país seria fenomenal, pero todo pasa por jugar aquí, dar un buen nivel y seguro que llegará la oportunidad", concluyó.