Septiembre 21, 2012

"La autocrítica siempre la hago a nivel interno": Tito Vilanova

Así respondió ante la pregunta de si no cree que su equipo, resultados a parte, no ofrece un juego tan brillante como en el pasado y si le pondría algún pero a su fútbol. "No estoy aquí para decir los peros que les pudiera poner a los jugadores. La autocrítica la hago a nivel interno", dijo.

Ni un solo comentario a partidos futuros, ni una mención al clásico del próximo 7 de octubre ante el Real Madrid. Vilanova mostró su imagen más pragmática e insistió en la necesidad de conseguir la victoria ante el Granada para sumar cinco triunfos seguidos, un arranque que pocas veces se ha dado en la historia del club.

El técnico fue hermético a la hora de hablar sobre quién sustituirá a Gerard Piqué en el eje defensivo y no dio pistas si está en mejor situación Alex Song, Marc Bartra o Andreu Fontás. "No digo quien juega", indicó Vilanova, quien cree que las lesiones de jugadores "no sirven de excusa" y que es algo que "en el fútbol siempre pasa".

Del rival del sábado, Vilanova destacó que es "un equipo ordenado y que sale muy bien a la contra", así como que trabaja muy bien las jugadas de estrategia, faceta en la que alabó a su técnico, Juan Antonio Anquela.

"Me preocupa el Granada y la posibilidad de sumar quince puntos sobre quince posible. El Granada es un equipo muy difícil y que juega muy bien", insistió el técnico del Barça.

Sobre la posibilidad de jugar con tres defensas (3-4-3), como su equipo ya hizo ante el Spartak cuando se vio necesitado a remontar, el técnico del Barça dijo que los diferentes sistemas de juego se tienen que hacer servir de forma puntual, siempre en función del rival, y destacó que esta misma temporada su equipo jugó con un 4-2-3-1 o un 4-4-2.

En cuanto en la rueda de prensa apareció cualquier referencia al Real Madrid, Vilanova alertó a los informadores de que no tenía en su cabeza ese partido. "De ese partido no tiene ningún sentido hablar, ya tendremos tiempo", dijo.

Tampoco lee la mejora física de Carles Puyol, que este viernes realizó carrera continúa por primera vez en una semana, como un síntoma con vistas al partido ante los madridistas.

"No pienso en el partido del Madrid, mi cabeza está llena de Granada, Granada y Granada. Que Puyol pueda correr no quiere decidir que esté para jugar. Ya veremos", reiteró.

En lo que sí fue claro es en la necesidad de que los jugadores se recuperen sin forzar nuevas lesiones. "A los jugadores nunca les forzaremos para que sus lesiones les puedan perjudicar de cara al futuro. La salud es más importante que cualquier partido", indicó.

Considera que David Villa está para jugar sábado, pero no aventura la posibilidad de que lo pueda hacer durante todo el partido, y en cuanto a Andrés Iniesta, lesionado muscularmente, dijo que están pendientes de su evolución. "Estas lesiones musculares son difíciles de calcular", insistió.

Vilanova no cree que tenga que haber ningún tipo de debate entre los aficionados sobre el juego de Cesc Fábregas. "En mi opinión no hay debate", dijo el técnico, quien también confía en el chileno Alexis Sánchez: "Ya hizo una muy buena temporada el año pasado".

Tampoco tiene dudas en cuanto a una hipotética renovación de Leo Messi. Preguntado sobre si estaba de acuerdo con la posibilidad de que el club le ofreciera un contrato vitalicio, el técnico del Barça dijo que sería "una alegría" que empezara y acabara su carrera futbolística como azulgrana.

"De cómo hay que hacer los contratos, eso es cosa del club. Yo creo que un jugador como Messi, que es el mejor del mundo y si no es ya de la historia, lo acabará siendo, no lo volveremos a ver", comentó.