Septiembre 23, 2012

Aplazado partido Rayo-Real Madrid por sabotaje a la iluminación del estadio

Cifuentes explicó que "los dos equipos querían jugar" y que se intentó hacer todo lo posible para que el partido en el estadio de Vallecas se disputara.

"Ahora intervendrá un notario para levantar acta de todo lo sucedido", agregó Cifuentes, que se refirió al incidente como "un claro ataque de sabotaje".

El cableado de los focos de una tribuna lateral del estadio fue cortado, lo que impidió la entrada del público al recinto. "Los cables no se cortan solos", acusó el presidente del Rayo, Martín Presa. Esta incidencia impidió primero que el partido comenzara a la hora programada (2:30 p.m.) e hizo que finalmente fuera aplazado.

"El inicio o la suspensión (del partido) dependerá de si el empalme de los cables funciona o no. No sospecho de nadie", dijo Presa en el Estadio de Vallecas antes de la suspensión del encuentro.

Luis Yáñez, director general del Rayo, señaló que "el corte de cables es un sabotaje claro porque se ha tenido que hacer desde una de las cubiertas del estadio".