Noviembre 1, 2012

Los hinchas del Atlético de Madrid pueden pasar la eternidad en el Calderón

El proyecto, también montado en los estadios del Betis y del Espanyol, y que próximamente empezará a funcionar en el Camp Nou, tiene ya proyección internacional: clubes como el Manchester City inglés o el Boca Juniors argentino quieren contar con columbarios en sus instalaciones.

El Espacio Memorial del Atlético de Madrid, inaugurado en 2008, es un proyecto formado por columbarios que contienen en su interior las urnas con las cenizas de difuntos simpatizantes del club.

El recinto, ubicado en las instalaciones del estadio Vicente Calderón, cuanta con 4.200 urnas empotradas en cerámicos que reproducen diversos momentos de la historia del club.

"La idea surgió del deseo de muchos hinchas del Atlético de Madrid que querían depositar sus cenizas en el mismo campo de fútbol, por lo que decidimos crear este lugar para que esos fanáticos puedan cumplir sus deseos", dijo a Efe Ana Huertes, responsable del espacio.

En la actualidad, hay 30 urnas ocupadas y más de 120 reservadas por aficionados que desean que sus "restos descansen en el club de sus amores", entre los que se destacan ex jugadores como Kiko Narváez, Adelardo Rodríguez o Juanma López.

"La respuesta ha sido excelente por parte de la afición, son muchos los que nos consultan y los que están interesados en esta iniciativa", admite Huertes.

Los columbarios, que tienen un precio de 3.600 euros, pueden comprarse y reservarse en vida o pueden ser adquiridos por los familiares de los fallecidos.

Las anécdotas desde que el proyecto se ha puesto en marcha, según asegura Huertes, son innumerables, aunque la más "llamativa" está relacionada a un pedido de un socio que solicitó en su contrato de reserva que "cada tanto giren sus cenizas para poder mirar los partidos".

"La pared donde está ubicada esa urna da al estadio, por lo que el hombre nos pidió que giremos su urna cada determinado tiempo", asegura Huertes.

El Columbario del Real Betis fue un proyecto que empezó a tomar forma a finales de 2010, cuando el empresario Luis Oliver se hizo con la dirección del club sevillano al comprar las acciones de Manuel Ruiz de Lopera, aunque fue inaugurado y puesto en funcionamiento en junio del 2011 ya bajo la presidencia de Miguel Guillén, quien actualmente sigue en el cargo mientras que se resuelve judicialmente el futuro de la entidad.

Este columbario, situado en la tribuna de preferencia del estadio Benito Villamarín y con una vistosa presencia en la fachada de la instalación deportiva, ocupa unos cuatrocientos metros cuadrados y tiene cerca de cuatro mil columbarios individuales pero una capacidad de urnas funerarias que ronda las diez mil.

La gestión de este "Espacio Memorial", como se denomina, lo gestiona la empresa Giem Sports, que ofrece por unos tres mil euros la posibilidad de depositar las cenizas de los fallecidos por un periodo de 99 años.

El espacio está ambientado con un diseño moderno con murales en cerámica de ambientes béticos (Estadio, afición, escudo, frases o alegorías) que ocultan las urnas.

Entre ellas, destaca una que reproduce el Dios que Miguel Ángel pintó para la Capilla Sixtina, con el lema: "Dios hizo el mundo en seis días, y el último creo al Betis".