Diciembre 13, 2012

"Si puedo jugar lo haré; si no, seguiré con mi familia": Eric Abidal

Abidal, que fue sometido en abril a una operación de trasplante de hígado, recibió este jueves el XIII Prix Pyrénées, galardón que entrega la Cámara de Comercio Francesa de Barcelona a personas, empresas o asociaciones que se han distinguido por su labor de acercamiento entre España y Francia, y repasó su situación en un breve discurso.

"Como dicen los doctores, no es normal lo que he vivido. Trato de luchar para volver a jugar. Si puedo, puedo, y si no, no pasa nada, seguiré con mi familia", dijo Abidal cuando le preguntaron sobre su regreso a las canchas.

El defensa francés indicó que se encuentra "bien", y que "poco a poco" se va entrenando cada día, aunque ha admitido que ha sido "duro" el año que ha vivido.

Abidal fue premiado por el jurado porque se ha convertido en un referente, no solo para el mundo del deporte, sino también para toda la sociedad por su esfuerzo y constancia.

"Quiero dar las gracias a todos por recibir este premio. El año ha sido muy difícil para mí, he luchado mucho", señaló Abidal, que destacó el papel de su esposa y su familia en su proceso de recuperación.

Mirando al futuro, el francés manifestó que cuando llegue el retiro definitivo le gustaría trabajar con niños para que puedan llegar a lo más alto en el mundo del fútbol y destacó que el mejor gol en toda su carrera fue ante el Real Madrid.

Así mismo, Abidal comentó que espera que el Balón de Oro de 2012 se quede en el vestuario azulgrana, pero no dijo si prefiere que lo gane el argentino Leo Messi o el español Andrés Iniesta, dos de los tres aspirantes al trofeo que entrega la FIFA.

El alcalde de Barcelona, Xavier Trias, fue el encargado de entregar el galardón a Éric Abidal en una ceremonia que culminó con una cena de gala en hotel Grand Marina de Barcelona.