Diciembre 20, 2012

Tito Vilanova fue operado con éxito y el barcelonismo se tranquiliza

Tras la intervención, el Barcelona informó que todo salió conforme a lo previsto, que se le extirpó un tumor que se le había reproducido en la glándula parótida y que en pocos días, si todo transcurre sin complicaciones, Vilanova regresará a su casa para iniciar un período de recuperación, con sesiones de radioterapia y quimioterapia.

El barcelonismo empieza a tomarle el pulso a una situación que le angustió ayer, después de conocerse que Vilanova debía pasar otra vez por el quirófano para afrontar nuevamente una operación para atacar un tumor en una zona que se creía sanada hace unos meses.

Otra vez el Barcelona se sacudió por la caída de uno de los suyos, después de que el mismo Vilanova superara hace poco más de un año otro tumor en la misma zona, y el devenir del defensa francés Eric Abidal con su dolencia en el hígado y posterior trasplante de este órgano vital.

En el club catalán parecen tener la piel dura de tantos arañazos y golpes, pero ello no impidió que, después de haber trazado la institución y el equipo un camino firme hacia el éxito deportivo, por motivos de una muy mala noticia se haya vuelto a sacudir el alma azulgrana, sobresaltada por un hecho como el que ha afectado a su entrenador.

Tras la operación y la buena noticia de que todo está bien con Vilanova, el club vuelve a recuperar el aliento, los futbolistas entrenaron con relativa normalidad y Jordi Roura, el técnico interino, empezó a tomar conciencia del encargo que tiene para las próximas semanas: continuar con la velocidad de crucero con la que el Barça se desplaza en los torneos en que participa.

El club, no obstante, evitó someterlo a la presión de los micrófonos, y mañana en la cita habitual para atender a los medios antes de un partido, Roura no acudirá para, así, vivir más desahogado y poder preparar el partido contra el Valladolid el sábado en Pucela, el último del año, en el que el club catalán se despedirá como líder indiscutible, sin importar el resultado, por la ventaja que goza como primero.

Así, Roura sólo se expondrá en público, por ahora, para hablar de asuntos deportivos tras el partido contra el Valladolid, donde volverá a experimentar una sensación ya vivida esta temporada, cuando también debió ser el encargado de dirigir al Barça desde el banquillo durante los dos partidos de sanción que debió cumplir Vilanova al ser expulsado en Pamplona.

El tiempo que Roura estará al cargo del primer equipo se desconoce, aunque si los tiempos de recuperación de Vilanova se acercan a cuando sufrió el primer percance hace un año, podría ocurrir que a finales de enero el primer entrenador ya podría estar con sus jugadores y equipo técnico en el campo de entrenamiento.

De hecho, cuando Tito Vilanova fue operado por primera vez para extirparle el tumor en el hospital de la Vall d'Hebrón, el 21 de noviembre del 2011, se incorporó a los entrenamientos el 7 de diciembre y el día 10 viajó a Madrid para estar junto a Josep Guardiola en el banquillo del Bernabéu, donde el Barça ganó 1-3 en la decimosexta jornada de Liga.

Temas relacionados: