Enero 18, 2013

“Hay buenos porteros en el mundo, le encontraremos remplazo a Valdés”: Vilanova

En la víspera del partido de Liga contra la Real Sociedad, la decisión irrevocable de Valdés de no renovar su contrato prácticamente monopolizó la rueda de prensa del técnico catalán.

El entrenador era consciente de que iba a ser así desde que el jueves el director deportivo, Andoni Zubizarreta, le dio la noticia. Por eso, Vilanova se reunió con el propio Valdés antes del entrenamiento, lo que retrasó su comparecencia ante los medios 45 minutos.

Vilanova pidió a los aficionados barcelonistas que respeten la decisión de Valdés y matizó el significado de la misma: "Cada uno es libre de trabajar donde quiera, y Víctor no nos ha pedido irse en ningún momento, sino que nos ha comunicado que no renovará su contrato y lo tenemos que respetar".

El preparador del Barcelona, que intuía que Valdés seguiría -"no me ganaré la vida como adivino", bromeó-, desconoce los motivos por los que el portero decidió jugar en otro equipo a partir del 30 de junio de 2014, pero no cree que se deba "a ningún problema con el club", sino más bien a su deseo de conocer otro fútbol y otras culturas, como él mismo comentó en su día.

Sobre la idoneidad de anunciar su renuncia a seguir en mitad de la temporada y cuando aun queda año y medio para finalizar su contrato, Tito Vilanova se mostró pragmático: "Para un jugador como Víctor nunca es un buen momento para anunciar que se va del club, pero al hacerlo ahora nos da tiempo de sobras para buscarle un sustituto. Buenos porteros en el mundo hay y encontraremos uno de nivel, seguro".

El entrenador del Barça opina que, pese al anuncio, Valdés podría agotar su contrato, aunque tampoco se atrevió a descartar un traspaso el próximo verano.

"Mi trabajo es que mientras esté con el equipo, ayudar a Víctor para que nos ayude a ganar títulos. Es nuestro portero hasta que esté con nosotros y no tengo ninguna duda de su profesionalidad y de que nos ayudará como ha hecho hasta ahora".

Vilanova también se refirió al partido del sábado ante la Real Sociedad -"es un equipo que recibe pocos goles, con gente peligrosa por banda y que sale bien a la contra", ha destacado- y a la forma en la que afrontan sus hombres esta segunda vuelta del campeonato.

"No creo que la Liga esté cerrada, ni mucho menos. No cuesta motivar a los jugadores, porque ellos ya saben que queda toda la segunda vuelta, que el Atlético de Madrid está a once puntos y que nos quedan muchas salidas complicadas", sentenció.